3 consejos para ser un cristiano victorioso

El mundo es como un océano cuya corriente va en contra de la voluntad de Dios, es por ello que el creyente debe fortalecerse cada día para evitar se arrastrado por esta.

3 consejos para ser un cristiano victorioso
3 consejos para ser un cristiano victorioso

El cristiano se enfrenta a un mundo influenciado por Satanás donde la maldad va cada día en aumento y el deseo pecaminoso quiere tomar el control absoluto de sus acciones (Romanos 7:21-22).

Es necesario evaluar cuáles son las actitudes que debe tener frente a las adversidades, para evitar así ser dominado por alguna influencia demoníaca y pecaminosa (Romanos 6:12-13).

Enlaces patrocinados
Anuncios

ARTÍCULO DE INTERÉS: Comienza esta semana declarando: ¡Soy Más que Vencedor!

Resistir al enemigo

Cristo resistió las tentaciones estando en su condición de hombre, para demostrarle a los creyentes que no es imposible vencerlas, «Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros», Santiago 4:7.

Los creyentes tienen un enemigo que intentará por todos los medios hacerles caer para que se rebelen contra Dios.

Por ello es necesario velar y no darle lugar a este. Incluso, la palabra dice que Satanás anda como león rugiente.

«Estén siempre atentos y listos para lo que venga, pues su enemigo, el diablo, anda buscando a quien destruir. ¡Hasta parece un león hambriento!», 1 Pedro 5:8.

Descansar en la esperanza

Hoy en día están pasando cosas terribles a nivel mundial, la violencia y las catástrofes que se observan quieren opacar la fe del creyente, es por ello que se debe tener presente que hay esperanza y una vida eterna.

«Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente», Tito 2:11-13.

Amar la palabra de Dios

La palabra de Dios es la que va a levantar al creyente y a su vez le ayudará a crecer para resistir todas trampas del enemigo y las tentaciones del mundo.

Enlaces patrocinados
Anuncios

El crecimiento tanto espiritual como secular de un cristiano está en la palabra de Dios, por lo que leerla le animará y le acercará mucho más a Dios.

«Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación», 1 Pedro 2:1-2.

El cristiano no debe perder la fe, sino que es necesario que cada día se ejercite en ella; que mantenga una vida de comunión con Dios, ya que es la única garantía de convertirse en un victorioso.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión
Enlaces Patrocinados
Anuncios