Ser Ama De Casa

215

Obra de teatro

Bendita eres tu hija del Dios Altísimo. Es inevitable que Dios te honre hoy, declaro para tu vida palabras de libertad, prosperidad, sanidad, paz y victoria, envíe el Eterno una hueste de ángeles sobre ti, te visite y establezca su marca sobre el dintel de tu puerta. Bendita eres tú que doblas rodillas, solamente delante de el, amado Padre, activa la unción que cada una necesita, para atraer el cumplimiento de tus promesas a los pies de ellas. Sean sus oraciones como semilla en tus manos que espera una orden para salir a buena tierra, y dar fruto en abundancia, mujeres que harán tu voluntad y   tus promesas serán para ellas, nadie tomará la porción que te corresponde porque lleva tu nombre y tu destino. Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. 

Proverbios 31:10

Deja tus comentarios