Orar Contigo Otra Vez

56

Hola vieja como estas, una vez más te encontré de rodillas. Hace rato que regrese y otra vez escuche mi nombre repetías Desde la última vez cuando discutimos ni hemos vuelto a hablar a veces mi orgullo disfraza en deseos, de hablarte Y la realidad Recuerdo cuando niño fui desde coral. como lo haces ahora sigues tan fuerte igual en el mismo lugar te veía a solas Lograba hacer ver que estaba dormido, cuando orabas por mi tocabas con tu mano mi frente y hablabas con Dios de mí.

Deja tus comentarios