Obra de teatro: «yo quiero ser pastor».

Un hombre queriendo buscar trabajo como pastor cristiano y no tiene la preparación, el llamado, ni tiene la menor idea de saber que es un pastor evangélico. Ni toda las responsabilidades que con esto conlleva.  Esto deja demostrado que para ser un pastor cristiano evangélico hay que tener un llamado de Dios, Ya que Él es quien te da toda la fortaleza para poder llevar este cargo.

Deja tus comentarios