El Ladrón De La Alegría

156

Hay momentos en nuestras vidas que por circunstancias no dejamos robar lo que Dios nos ha dado y podemos sentirnos mal y creer que El esta mas lejos de nosotros, pero Jesús nos ha entregado algo maravilloso que es la Salvación que nada ni nadie nos podrá quitar. Pues esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria. 2 Corintios 4-17.

Deja tus comentarios