Teólogo evangélico: “La noche que hablé del Apocalipsis con Fidel Castro”

2611

Noticias Cristianas

le-predican-a-fidel-castroCon el título “La noche que enseñé el Apocalipsis a Fidel Castro”, el teólogo evangélico Juan Stam relata un encuentro insólito que ocurrió en 2002, en Cuba, entre un grupo de pastores protestantes y el líder cubano.

El teólogo cuenta que corría el mes de octubre del año 2002 y se encontraba en La Habana participando en un encuentro teológico sobre la Reforma protestante.

“Una noche, nuestro líder nos reunió para darnos el aviso que el presidente nos había invitado para una entrevista esa misma noche. Llegamos al lugar, nos saludamos y nos sacamos fotos con él. La sala era bastante larga pero muy angosta, y me tocó sentarme a un extremo”, dijo Stam.

Al principio Fidel hablaba en voz baja y no pude oír todo bien. Pero de repente me di cuenta de que estaba preguntando sobre el Apocalipsis: “Ustedes que son pastores, ¿cómo entienden el libro del Apocalipsis?”, al parecer lo había estado leyendo. Con mucho respeto nos preguntaba: “¿Qué pasa con los derechos humanos, cuando se mata tanta gente que parece un genocidio? ¿Y cómo explicar ecológicamente la destrucción de los bosques y mares?” Eran buenas preguntas, pero difíciles y él esperaba una respuesta. Mis compañeros le dijeron al líder que había alguien que se lo podía aclarar, pues conocían de mis escritos sobre el  Apocalipsis.

“Nunca había esperado tal situación, pero de repente me encontraba con la pelota entre mis pies, a ver si se podría lograr un gol del Espíritu Santo, como suele decir nuestro querido amigo, Pablo Richard” contó el teólogo. “Oré a Dios, traté de organizar mis ideas, y comencé a responder sus preguntas. Comencé a aclararle que esa palabra no significa catástrofe, hecatombe o calamidad, como su mala fama lo ha hecho creer, sino que el significado de Apocalipsis es “la manifestación de esperanza en Cristo Jesús”.fidel-castro

Fidel se mostró sorprendido y dijo: “Entonces, hay un problema semántico con ese término”, con su comentario pude ver que tenía buen alumno. Después señalé que la mayor parte del Apocalipsis son visiones, y hay que saber interpretarlas. Pueden ser literales y futuras, aunque no necesariamente, pero siempre son mensajes de Dios a los impíos, llamándoles a la conversión. Por eso el libro dice varias veces, después de unas visiones muy fuertes, “y sin embargo, no se arrepintieron”.

“Yo había escrito mucho sobre eso, y ahora sentí que Dios me había estado preparando para decírselo a una de las personas más importantes de nuestro tiempo, en esa inesperada oportunidad”.  Al finalizar, Fidel comentó: “Usted tiene mucha razón, veo que los jesuitas me enseñaron mal el Apocalipsis”. A mediados de la entrevista le hablamos a Fidel de nuestra fe en el Dios de amor, de la vida y de la justicia. Dijimos que muchos ateos están rechazando al Dios verdadero, a lo que Fidel respondió: “Por supuesto, la fe es un asunto personal que tiene que nacer de la conciencia de cada persona. Pero el ateísmo no debe ser una bandera”.


Como a las dos de la madrugada Fidel se disculpó porque tenía otro compromiso, pero dijo que tenía una última duda: “Veo que ustedes son evangélicos. Explíquenme que significa eso, quien sabe si soy uno de ustedes sin darme cuenta”. Nuestro líder, Israel Batista, no despreció tan oportuna invitación, y le expuso el evangelio en términos que él iba a entender bien. Al final de su exposición propuso que nos pusiéramos en pie para orar. Nos pusimos todos de pie, incluyendo Fidel, e Israel nos dirigió en la  oración.

El día siguiente tuvimos la tradicional visita con el director de relaciones religiosas del gobierno, Balaguer, y comenzó la sesión comentando: “Me dicen que tuvieron una conversación muy interesante anoche sobre el Apocalipsis, y yo también tengo una pregunta”. Creo que todo esto es representativo de un gran interés en el Apocalipsis y, en general, en la palabra de Dios. ¡Oremos por Cuba, hermanos y hermanas, y por los demás países de nuestro continente en esta coyuntura decisiva!. “Agradezco a Carmelo Álvarez haberme ayudado a recordar esta conversación con Fidel dijo Juan Stam”.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com