Sequía en Córdoba! La región vive el peor año desde hace más de una década

365

En algunos departamentos, ha caído hasta cinco veces menos agua que el promedio 2007-2018. La mitad de los cultivos de verano están sufriendo estrés hídrico.

Las imágenes de sojas amarillas mucho antes de estar listas para la cosecha y maíces con sus hojas acartuchadas, están poblando las redes por estas horas: son una muestra de la inesperada sequía que sacude a la producción agrícola de todo el país.

Y la provincia de Córdoba no está exenta: según un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba, en al menos la última década, no hay antecedentes de un registro tan bajo de lluvias para los dos primeros meses del año, momento clave para que los cultivos estivales definan sus rendimientos.

“Durante la segunda quincena de febrero, se agravó el estado general de los cultivos debido a las escasas y/o nulas precipitaciones registradas en toda la provincia. El acumulado para los dos primeros meses del año es el más bajo de los últimos 11 años”, precisó el Departamento de Información Agroeconómica de la Bolsa.

Los números son elocuentes: salvo el departamento San Javier, en Traslasierra, en todas las otras regiones, el registro de lluvias de los dos primeros meses de 2018 no alcanzó el promedio acumulado desde 2007, año en que la entidad bursátil inició sus registros pluviométricos.

El gráfico elaborado al respecto por el DÍA sorprende al reflejar que, en los departamentos más productivos de la provincia, el promedio de precipitaciones del primer bimestre ronda los 50 milímetros, cuando el histórico de la última década es cinco veces mayor: 250 milímetros.

Del mismo modo, si se comparan los datos con la media mensual 1971-2000 (entre 100 y 120 milímetros) que figura en el atlas agroclimático de la Argentina, sólo Calamuchita, San Javier, Santa María, Totoral y Tulumba igualan o superan ese valor este año, en enero; mientras que sólo San Javier lo logra en febrero.

Deterioro

Bajo esta perspectiva, el panorama para la cosecha gruesa 2017/18 en la provincia es crítico.

Según la Bolsa, el 42 por ciento de la soja (1.768.700 hectáreas), el 39 por ciento del maíz (920.200 has), el 59 por ciento del sorgo (60.000 has) y el 84 por ciento del maní (286.000 has) se encuentra en período crítico.

Es decir: “El 45 por ciento del total de la superficie sembrada de cultivos estivales en toda la provincia se encuentra en situación de estrés hídrico en su período de mayor susceptibilidad. A ésta superficie, se suman las 778.600 hectáreas de maíz temprano (sembradas antes del 1º de noviembre) que atravesaron su período crítico en las mismas condiciones de estrés”.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com