Profecía de Isaías 27:6 ya ha sido cumplida en Israel

5328

Noticias Cristianas

“Días vendrán cuando Jacob echará raíces, florecerá y echará renuevos Israel, y la faz del mundo llenará de fruto.” Isaías 27:6

FLORECE EL DESIERTO

 

La larga lucha contra fuertes condiciones y aun así conservar la esperanza aprovechando las escasez de recursos hídricos y buenas tierra para cultivo, han logrado dar como fruto una excelente agricultura para Israel.

 El éxito se debe a la determinación e  ingenio de agricultores y científicos que se han apasionado y dedicado a desplegar estrategias de agricultura que les permiten demostrar que en un país con el mayor territorio desértico toma valor cuando se emplea buenas técnicas para tratar los suelos y así poderlos usar de manera favorable.

Israel produce el 95% de sus necesidades alimenticias, suplidas por la importación de granos, semillas oleaginosas, carne, café cacao y azúcar, que son financiadas con creces por la exportación de una amplia gama de productos agrícolas.

El desarrollo agrícola de Israel ha enfrentado siempre la escasez de tierra cultivable y agua. Más de la mitad de la superficie del país es semiárida y gran parte del resto se había convertido en baldío luego de siglos de deforestación, erosión y abandono.

Pero desde que Israel obtuvo su independencia (1948), el área cultivada total aumentó de 165.000 hectáreas a alrededor de 435.000 hectáreas, y el número de comunidades agrícolas creció de 400 a 725. Durante el mismo período, la producción agrícola fue incrementada 16 veces, más que el triple del crecimiento de la población.

Para superar los desequilibrios regionales de disponibilidad de agua, la mayoría de las fuentes de agua dulce del país han sido unidas en un Acueducto Nacional, una red integrada de estaciones de bombeo, cisternas, canales y tuberías que transportan el agua desde el norte, donde se encuentran la mayoría de las fuentes, a las áreas agrícolas del semiárido sur. Como resultado de esto, la cantidad de tierras regadas ha aumentado de 30.000 hectáreas en 1948 a cerca de 186.000 hectáreas hoy en día.

Desiertos de Israel florecen, profecía Isaias

Las variadas condiciones climáticas, topográficas y de terreno de Israel le han permitido cultivar una amplia grama de productos agrícolas. Las cosechas de campo incluyen trigo, sorgo y maíz, mientras que el sector de frutas y verduras ofrece, entre otros, jugosos cítricos, cremosos aguacates (paltas), sabrosos kiwis, aromáticas guayabas y suculentos mangos de los huertos de la planicie costera; firmes y sabrosos tomates, pepinos, pimentones y calabacines, así como deliciosos melones, cultivados durante los moderados inviernos de los valles; dulces bananas y dátiles, cosechados en las áreas subtropicales; y crujientes manzanas, exquisitas peras y ciruelas, que maduran bajo el fresco aire de las montañas del norte.

El sector floricultor produce una gran variedad de flores de alta calidad, así como un surtido de plantas aclimatadas al interior del hogar. Aunque las anémonas azules, rojas y violáceas florecen en invierno, y la primavera se anuncia con los narcisos, los iris y los guisantes de olor, las flores son cultivadas comercialmente a lo largo del año, muchas de ellas en invernaderos equipados con tecnologías computadorizadas. Nuevas variedades de vívidos colores y mayor resistencia, desarrolladas por medio de intensivas investigaciones, aumentan constantemente el ramo floral del país.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com