“Nos aferramos a Jesús hasta morir”, decía familia cristiana mientras era apedreada

Un creyente en Myanmar sufrió ataques por causa de su fe cuando sus vecinos lo apedrearon junto a su familia dentro de su casa.

"Nos aferramos a Jesús hasta morir", dice familia cristiana mientras era apedreada
Imágenes de la casa destruida por el ataque recibido (Foto: Open Doors).

Samsom, quien creía en la fe budista hasta 2017 recibió a Cristo por medio de un pastor en una población muy retirada del país; desde allí sus vecinos lo acosaron por causa de su fe junto a su esposa, hijos y nietos.

“No estoy en contra del budismo, pero ya no puedo seguirlo. Jesús murió por nosotros. Nos dio vida eterna. No digo que los budistas no sean buenas personas. Son muy buenos, pero todos somos pecadores. Necesitamos aceptar a Jesucristo”, relató el hombre para Open Doors.

Enlaces patrocinados
Anuncios

Sus vecinos conocieron que él y su familia se habían convertido al Señor, y de inmediato le comunicaron al jefe de la aldea, quienes hicieron participar a toda la familia en una reunión con más de 50 monjes y a la vista de 200 personas más.

“El monje budista me preguntó, con su voz resonante: ‘¿Realmente crees en la fe cristiana? ¿De verdad vas a creer en Jesús? ¿No volverás a nuestra religión?’”, contó sobre el momento.

“Dije: ‘No vamos a negar nuestra fe. No rechazaremos nuestra fe. ¡Creeremos en Jesús hasta que muramos!’”, agregó.

Y la prueba vino sobre la familia, cuando al día siguiente un camión se estacionó en la puerta de su casa cargado de piedras para que toda la aldea los atacaran; los acompañaban dos camiones más que estaban detrás de la casa.

Días después volvió a tener una reunión con el jefe de los monjes, pero el hombre estaba afuera de la casa con intenciones de matarlo; todos los de la aldea gritaban que lo mataran y lanzaban piedras también.

“Samsom, pide a tu Dios que te salve ahora”, le gritó desde afuera el jefe; la victima desde adentro oraba al Señor con su familia para que cesara el ataque. Allí su nieta resultó herida en el pecho mientras cerraba las ventanas abiertas de la casa.

ARTÍCULO RELACIONADO: Cristianos muestran las terribles torturas debido a su fe causadas por oficiales chinos

“Había mucho ruido. Gritaban ‘mátenlos, mátenlos’, pero todavía estábamos orando a Dios. No dejamos de rezar, incluso cuando nuestra casa estaba casi quemada. Intentaron destruir nuestras tres bicicletas y nuestras dos bicicletas. Lo cubrieron con gasolina e intentaron quemarlo, pero no hubo fuego”, relató.

Enlaces patrocinados
Anuncios

Un largo rato pasó para que la policía interviniera en el ataque, en el cual lograron salir ilesos, “Cuando salimos de la casa, la gente se sorprendió porque todavía estábamos vivos”, recordó.

La familia se quedó sin casa pero Open Doors a través de uno de sus misioneros les proporcionó un lugar temporal para que se protegieran de los ataques; Samsom no presentó cargos y varios de sus acusadores se convirtieron a Cristo por su ejemplo de perdón hacia los enemigos.

“Perdonaremos, seremos pacientes. Después de aceptar a Jesús, puedo amar a cualquiera. Incluso si la gente me odia, puedo amarlos, porque Dios es amor”, finalizó su testimonio para la organización OD USA.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Enlaces Patrocinados
Anuncios