NASA. Circula por el espacio un asteroide de otro sistema solar nunca antes visto

956

Noticias Cristianas

De los 750,000 asteroides y cometas observados hasta ahora en nuestro sistema solar, la forma de este extraño visitante no ha sido nunca antes vista, de acuerdo con los investigadores.

Los científicos han concluido con certeza la naturaleza extra estelar de este asteroide porque su órbita no puede tener su origen dentro de nuestro sistema solar. La potencia del brillo del objeto varía hasta diez veces en la medida en que completa un giro sobre sí mismo cada 7.3 horas.

Sus descubridores bautizaron Oumuamua, que quiere decir mensajero en hawaiano; tiene 1,312 pies (400 metros) de largo y su longitud es aproximadamente diez veces su ancho. Así es el misterioso objeto rocoso de forma alargada que los astrónomos de la NASA detectaron en octubre y están convencidos de que proviene de otro sistema solar.

Los científicos han concluido con certeza la naturaleza extra estelar de este asteroide porque el análisis de los datos recopilados muestra que su órbita no puede tener su origen dentro de nuestro sistema solar.

Estas propiedades sugieren que Oumuamua es denso y está formado de rocas y posiblemente también de metal. Pero no tiene agua ni hielo y su superficie se ha enrojecido por los efectos de las radiaciones cósmicas durante cientos de millones de años.

“Durante décadas pensamos que tales objetos de otro mundo podrían encontrarse cerca de nuestro sistema solar, y ahora, por primera vez, tenemos evidencia directa de que sí existen, dijo Thomas Zurbuchen, responsable adjunto de las misiones científicas de la NASA, que financió esta última investigación.

“Este descubrimiento abre una nueva ventana para estudiar la formación de sistemas solares más allá del nuestro“, consideró.

“Es un extraño visitante procedente de un sistema estelar muy distante que tiene una forma que nunca habíamos visto en nuestros alrededores cósmicos“, agregó Paul Chodas, director del Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, en Pasadena, California.

Inmediatamente después de su descubrimiento, otros telescopios de todo el mundo, entre ellos el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO) en el norte de Chile, comenzaron a observar el asteroide para determinar sus características.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com