Mujer es humillada por su marido y tratada como “enferma mental” por no negar su Fe

1332

En la mayoría de los casos involucrados persecución religiosa a los cristianos, a las prácticas de tortura, violencia psicológica y otros agravios son realizados por terceros, personas que no tienen vínculos con la víctima.

Sin embargo, como si ya no bastara la dificultad de ser un cristiano en la sociedad, algunos lo enfrentan diariamente, dentro de la propia casa.

Este es el caso de Ran, una cristiana que hace 10 años decidió entregar su vida al Señor Jesucristo, reconociendo como único y Suficiente Salvador.

En la época ella se hizo novia, y para su felicidad su futuro esposo también optó por vivir conforme a las enseñanzas de la Biblia.

Al principio, sin embargo, la decisión que la pareja había tomado no fue nada fácil. Los familiares presionaron mucho para que ellos renunciara a la fe.

Entonces ellos tuvieron que mudarse a otra aldea, para evitar la presión de la familia.

Ocho años después, sin embargo, el marido de Ran encontró mejor volver a la familia, regresando a la antigua casa situada en el centro de Bután, un pequeño país situado en el sur de Asia, donde la religión oficial del Estado es el Budismo Vajrayana.

El marido de Ran no soportó la presión de la familia y decidió abandonar su fe en Jesucristo. Desde entonces, con el apoyo de sus parientes, inició una serie de prácticas intolerantes para tratar de impedir a su esposa de vivir el cristianismo, no dejándola salir a encuentros con otros cristianos y tratarla como “enfermo mental”.

Hasta la escuela donde la hija de Ran estudia recibió una petición del padre para no dejar que la esposa se acercara al colegio. Humillada públicamente por los propios familiares, Ran lucha para intentar resistir la opresión que sufre al lado del hombre que un día oró a su lado.

Las puertas se abren organización pide a los hermanos de todo el mundo que oren por Ran, que Dios va a sostener y comodidad que en cada momento:

“Clame para que a pesar de la presión, ella no vuelva atrás en su fe, sino que en vez de eso permanezca firme en el Señor”. Intercede para que su marido se arrepiente y reconozca que nuestro Dios es el único digno de alabanza y adoración. “Pida también por su hija, para que pueda ver las manos del Señor actuando en su familia”, pide la entidad.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com