Millones de personas en riesgo de muerte por el crecimiento de una terrible epidemia mundial

Un informe publicado el miércoles por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial, pone a la pandemia de influenza de 1918 como un ejemplo de lo que podría ocurrir hoy en día.

La OMS advierte una pandemia fulminante
La OMS advierte una pandemia fulminante

Si ocurriera un contagio similar a ese, podría matar hasta 80 millones de personas y destruir el 5% de la economía mundial.

«Sería una catástrofe y desencadenaría caos, inestabilidad e inseguridad generalizadas», dice el documento.

Las posibilidades de una pandemia global están creciendo y todos estamos peligrosamente mal preparados, advirtió la Organización.

Si bien siempre han existido enfermedades, epidemias y pandemias, una mayor densidad de población y la capacidad de viajar a cualquier parte del mundo en 36 horas significa que la enfermedad puede propagarse rápidamente a través de un país y luego al mundo.

Una emergencia sanitaria mundial se vislumbra peligrosamente en el horizonte

“El mundo no está preparado”, advierte el informe de la OMS.

“Durante demasiado tiempo, hemos permitido un ciclo de pánico y abandono cuando se trata de pandemias: aumentamos los esfuerzos cuando hay una amenaza grave y luego nos olvidamos de ellos rápidamente cuando la amenaza desaparece. Ya es hora de actuar”.

“Todas las partes de la sociedad y la comunidad internacional han avanzado en la preparación para enfrentar emergencias de salud, pero los esfuerzos actuales siguen siendo extremadamente insuficientes”, dice el informe.

Entre 2011 y 2018, la OMS rastreó 1.483 epidemias en todo el mundo, incluyendo males como el ébola y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

Estas epidemias y pandemias devastaron a muchos de sus países anfitriones, el brote de ébola en África occidental resultó en una pérdida de 53 mil millones de dólares en costos económicos y sociales.

Estos enormes costos económicos se traducen en graves consecuencias en la vida real, pérdida de empleos, desplazamiento forzado, atención médica inaccesible y mayor índice de mortalidad.

El cambio climático también está teniendo un efecto

El calentamiento global significa que las enfermedades transmitidas por mosquitos como el zika y el dengue podrían extenderse a Europa, Estados Unidos y Canadá, lo que pone en riesgo a 1.000 millones de personas más, según un estudio realizado a principios de este año.

El informe fue redactado por la Junta de Vigilancia Mundial de la Preparación, un panel de expertos, políticos, jefes de organismos y líderes de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, convocado por la OMS y el Banco Mundial.

La misión de la junta fue evaluar la capacidad del mundo para protegerse de las emergencias sanitarias, detectar los puntos débiles para atender estas emergencias y proponer estrategias de preparación.

Para su análisis, el grupo revisó lo ocurrido durante la pandemia de gripe H1N1 de 2009, en la que a nivel mundial murieron entre 150.000 y 570.000 personas durante el primer año que circuló el virus, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

También revisaron el brote de ébola de 2014-2016 en África, que a enero de 2016 había causado 11.315 muertes.

«La pobreza y la fragilidad exacerban los brotes de enfermedades infecciosas y ayudan a crear las condiciones para las pandemias», afirmó Axel van Trotsenburg, director ejecutivo interino del Banco Mundial y miembro del panel.

Recomendaciones de la OMS

La OMS pidió a los líderes mundiales que tomen siete acciones concretas para reducir el riesgo, incluido el monitoreo del progreso durante las cumbres internacionales, la creación de planes ante desastres para varios años, el fortalecimiento de la coordinación de las Naciones Unidas y la creación de sistemas de preparación en todos los sectores.

Entre esas medidas, se incluye:

  • Que los gobiernos inviertan recursos en la preparación ante la posible llegada de estos brotes.
  • El desarrollo de simulacros.
  • La creación de vacunas y tratamientos innovadores.
  • Redoblar los esfuerzos para la preparación de evaluaciones de riesgo económico ante una pandemia.
  • Fortalecer los mecanismos de colaboración y coordinación internacional.
Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados