“MILAGRO”Dios nos dio un bebé por cada año de infertilidad

1086

Noticias Cristianas

Kayla Kenny estadounidenses, casada desde hace más de cinco años, siempre han tenido el sueño de tener muchos niños , pero sus planes fueron interrumpidos por un diagnóstico inesperado el síndrome de ovario poliquístico.

Yo estaba triste, pero sabía en mi corazón que un día yo sería madre“, dijo Kayla al sitio Love What Matters. Después de iniciar un tratamiento contra el trastorno, ella se quedó embarazada y terminó más tarde sufriendo un doloroso aborto espontáneo.

Después de intentar quedar embarazada usando diferentes medicamentos durante más de un año, Kayla desistió del tratamiento. “Yo estaba cansada de todas las consultas médicas y de ver todas las pruebas de embarazo negativas. Me sentía como si yo iba a ninguna parte, así que simplemente dejé de tomar mis remedios y lo tiré todo. Me quedé desanimada. Me quedé herida. Sentí que Dios me había olvidado de mí.

Más tarde, por decisión del marido, la pareja buscó a un médico especialista en fertilidad y comenzó un tratamiento. Después de un año, tuvieron una sorpresa. “Llegamos al consultorio y recibimos la noticia por la que pedimos tanto en oración. ¡Yo estaba embarazada! Estábamos tan entusiasmados, pero me asusté, sin saber qué podía suceder “, cuenta Kayla.

La sorpresa de la pareja fue aún mayor cuando hicieron la primera ecografía. “Me acuerdo de haber quedado asustada, lista para ver a un bebé. Bueno, no sólo vi un bebé. No vi a dos bebés. Ni siquiera tres. Pero vimos a cuatro bebés en esa pantalla. ¡Sí cuatro! “, Destaca.

Dios nos dio un bebé por cada año de infertilidad que experimentamos. Él nos bendijo extremadamente, abundantemente por encima de todo lo que podríamos pedir o pensar. “Ellos están creciendo y van tan bien“, cuenta la madre.

Kenny y Kayla Green sostienen las imágenes de la ultrasonografía, que registró los cuádruples.  (Foto: Reproducción / Facebook)

Hoy, Kayla tiene un mensaje de esperanza para las mujeres que se enfrentan al mismo desafío. “Sé que es difícil y sé que podemos no tener la misma historia, pero sé que nuestro Dios es el mismo. Mantenga la cabeza erguida, aunque parezca que todo está sucediendo contra usted “, afirma.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com