Los hechiceros abandonan prácticas de ocultismo y se rinden a Cristo después de la acción misionera

2310

Burkina Faso, o simplemente Burkina, es un país situado en el continente africano, con aproximadamente 15,3 millones de habitantes y donde la esclavitud sigue siendo una realidad común.

La práctica religiosa más frecuente en la región es el animismo que, en realidad, se trata de una cosmovisión donde se cree en la presencia de entidades espirituales en todo lo que existe en la naturaleza, siendo ese el sistema de creencias más común de las tribus indígenas locales.

Después de la muerte de una niña de apenas 6 años, Adama, un hombre de 90 años que reside en una de las aldeas de Burkina, fue acusado de ser el responsable de la muerte. El único criterio utilizado por los líderes de la aldea para desentrañar el crimen fue un ritual de adivinación que, según ellos, reveló el anciano que el anciano sería el culpable.

Como forma de castigo, Adama (su nombre verdadero fue omitido por razones de seguridad) fue expulsado de la aldea hasta que su culpa fuera totalmente investigada. Para ello, debía vivir aislado en el bosque, tratando de sobrevivir en medio de los peligros de la selva.

Adama logró pasar sólo un mes aislado y su estado psicológico estaba sacudido. Afortunadamente, un grupo de misioneros que también había sido expulsado de la aldea, vio al anciano cuando él ya estaba a punto de suicidarse:

“El anciano estaba sosteniendo la cuerda en desesperación y planeaba matarse”, dijo una de las personas que estaba en el grupo. “Entonces uno de los misioneros se acercó a él para conversar y lo invitó a ir a su casa. Después de eso, la única familia cristiana de la aldea fue dar acogida al anciano, enseñándole los primeros pasos del cristianismo.

“Él aprendió sobre el amor de Dios y decidió seguir a ese Dios de amor. Todos nuestros centros de entrenamiento misionero estaban orando para que Dios restaurara completamente su dignidad. Dos meses más tarde, los aldeanos descubrieron las verdaderas razones de la muerte de la niña y que no tenía nada que ver con eso “, dijo uno de los misioneros, según el Christian Aid .

Desde entonces, los líderes aldeanos adeptos de los rituales de brujería animista, admitieron que estaban equivocados y vieron en el testimonio del equipo misionero el amor del verdadero Dios:

Los líderes de la aldea decidieron abandonar las prácticas de adivinación que habían hecho tantas víctimas. Ahora, cuatro familias, incluyendo la familia del jefe de la aldea, alabamos al Señor “, cuenta el misionero.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com