Los cristianos regresan a Nínive a pesar de las amenazas terroristas.

946

Hace cuatro años, todos los cristianos fueron forzados a dejar la planicie de Nínive, por la violencia del Estado Islámico (EI). Ahora están regresando poco a poco, pero todavía son amenazados por el grupo extremista.

“En la noche entre los días 6 y 7 de agosto de 2014, ciento veinte mil cristianos se vieron forzados a huir de sus tierras, en la llanura de Nínive, a las márgenes del río Tigre”, cuenta el padre Georges Jahola, uno de los responsables por las actividades de reconstrucción en algunas aldeas cristianas de aquella región.

Según él, la furia del EI devastó más de 13.000 casas, de las cuales 1.233 fueron totalmente destruidas. Paralelamente a estos datos, sin embargo, hay otros que marcan el renacimiento del área.

Jahola aclara que “8.815 familias ya regresaron, lo que significa el 44% del total (de 19452) que huyeron a causa de la invasión de los jihadistas”. Los datos son del Comité de Reconstrucción de Nínive, con la colaboración de la Fundación de Derecho Pontificio – AIS (Ayuda a la Iglesia Necesitada).

“Esa mañana, cuando fuimos atacados con morteros, perdimos dos niños y una joven. La gente empezó a huir de la ciudad en masa. “Fueron momentos terribles”, recordó el sacerdote al referirse a los episodios ocurridos en 2014.Resultado de imagen para terrorismos

La devastación, según él, fue mucho más allá de las casas destruidas. “Perdimos todo el patrimonio cultural y religioso que teníamos en las iglesias y en los monasterios, y muchos objetos históricamente significativos. Bibliotecas enteras fueron quemadas o robadas “, lamentó Jahola.

Él todavía guarda en la memoria las escenas de las personas huyendo. “Los jóvenes y los que tenían algún medio de transporte lograron escapar, pero fue muy difícil para los ancianos y las personas con necesidades especiales”, comenta.

Aunque todavía hay algunos ataques aislados, el sacerdote cuenta que eso no refleja la situación general del país. En Mosul, por ejemplo, que fue sitiada por el EI y liberada en diciembre, se puede circular libremente, “la ciudad es segura”, según él.

“Sobre las áreas cristianas de la llanura de Nínive, también podemos decir que son seguras. Es claro que la seguridad en Irak es relativa, pero por el momento podemos darnos por felices con lo que hemos tenido hasta ahora “, dijo con gratitud.

El padre explica que la esperanza de él y de los demás líderes religiosos está ligada a la esperanza de todo Irak. “Debemos comprometernos con nuestra existencia aquí, porque todavía hay amenazas, no sólo del EI, sino también por parte de aquellos que tienen interés de que los cristianos abandonen este país”, revela.

Jahola explica que hay agendas políticas en toda la región de Oriente Medio. “Además, entre los países vecinos, algunos son extremistas que hostilizan a las minorías para usufructuar de sus propiedades, sus tierras y sus ciudades”, cuenta.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com