Las iglesias ayudan a las víctimas después de la devastación del huracán Florence

El huracán Florence tocó el suelo este viernes (14). Con vientos de hasta 150 kilómetros por hora, causó destrucción y el saldo de cinco muertos. Reducido a la condición de “tormenta tropical”, perdió fuerza y ​​muchas personas ya están volviendo a sus casas.

La iglesia ayuda a las victimas del huracán.

En los últimos días, más de 1,5 millones de habitantes habían evacuado las áreas de mayor riesgo, en los Estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. Ahora, cerca de 300.000 casas están sin luz.

Diferentes iglesias de la región, además de misiones evangélicas como la Bolsa del Samaritano y la Operation Blessing, están ofreciendo apoyo físico y espiritual a los afectados.

Franklin Graham, líder de la Bolsa del Samaritano, dice que se enviaron varios camiones con alimentos y herramientas, además de reunir a cientos de voluntarios. Él cree que habrá mucho que hacer en las próximas semanas. En una entrevista en Fox, argumentó que no se debe esperar que el gobierno en este tipo de situación.

“La Iglesia necesita orar, pero también ayudar a los necesitados. Dios no está enojado con las personas [alcanzadas] y todo lo que hacemos es para demostrar su amor”, explica.El ministerio mandó 200 capellanes entrenados para ministrar en situaciones de calamidad. Leo Grabowski, un experimentado pastor, relata que ellos están distribuyendo Biblias, orando con las personas y ya hay testimonios de conversión.

“Nuestro foco principal ahora es garantizar que todos los que necesiten puedan recibir los suministros que necesitan – agua, alimentos, linternas – para superar la tormenta”, dijo Jeff Blackburn, pastor de la Iglesia Bautista en Lumberton, Carolina del Norte.

 

 

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados