La policía pide ayuda a los pastores y la delincuencia disminuye en la ciudad estadounidense

660

Noticias Cristianas

“Ya oré hasta por hombres que estaban esposados”, relata uno de los pastores involucrados

La relación entre policías y los habitantes de las comunidades carentes siempre es problemática. En Estados Unidos, el jefe de policía Larry Boone, de la ciudad de Norfolk, estado de Virginia puso en práctica un proyecto que está dando resultados muy positivos.

El evangélico, decidió pedir ayuda a los pastores de la ciudad el año pasado. “Sería fantástico si los miembros del clero y la policía pudieran hacer junto a la patrulla en algunas de nuestras áreas más problemáticas de la ciudad”, compartió Boone con un grupo de pastores. La respuesta fue positiva y todos los presentes aceptaron la invitación”.

“El Clero Patrol”, la idea es colocar a un policía y un pastor, de lado a lado, para atender a los llamados. En estos casos, la policía interviene y, cuando la situación está controlada, el líder religioso puede ministrar de la manera que desee.

Antipas Harris, uno de los pastores que forma parte del proyecto, dice que ésta es “una gran idea … podemos ser proactivos, estableciendo una relación con los moradores e intentando encontrar maneras de ayudar”. Él cuenta que hubo casos en que los sospechosos pedían oración. “Ya oré hasta por hombres que estaban esposados. La mayoría de las veces, esas personas aceptan de buen grado que oremos por ellas”.

El jefe Boone también conmemora: “El pastor está junto para dar algún consejo, dialogar, dependiendo del caso. Esto beneficia a nuestra comunidad, que beneficia al gobierno, incluida la policía, así como a la Iglesia misma. Para mí, es tanto un ministerio como una misión “.

El pastor Leroy Briggs, que fue capellán de la policía de Norfolk durante 18 años, ve similitudes en el trabajo de policías y de miembros del clero: “Ambos sirven y protegen … Jesús mandó que sus discípulos anduvieran de dos en dos. Así uno podría apoyarse en el otro. Ahora podemos apoyarnos mutuamente y mejorar la comunidad”.

Según Briggs, la presencia de un pastor puede tener un efecto psicológico. “Cuando ves a un policía y un pastor junto, es algo que ofrece una atmósfera, un ambiente de paz”.

Este trabajo en conjunto también está dando a los pastores una nueva comprensión sobre el trabajo de los policías y la realidad de la ciudad donde viven. Según Harris dice: “La mayoría de ellos dice que eso ha cambiado su vida”.

 

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com