Joven monagillo es asesinado a martillazos al parecer por un sacerdote celoso

1333

Noticias Cristianas

PrimerImpacto.- Un sacerdote mató a martillazos y puñaladas a un monaguillo de 16 años, con el cual durante tres años mantuvo relaciones sexuales, porque según el cura el menor lo estaba chantajeando con publicar vídeos y fotos sosteniendo relaciones sexuales si no le daba dinero.

El curaElvin Taveras Durán dijo a los investigadores de la Policía y el fiscal adjunto Gilberto Castillo, que mató a martillazos y puñaladas a Fernely Carrión, de 16 años, y que montó el cadáver en su carro Nissan Sentra, rojo, y lo llevó a la carretera Guerra-Bayaguana, donde lo lanzó en un matorral.

Una fuente oficial ligada a las investigaciones expresó que Taveras Durán admitió haber cometido el crimen cuando investigadores de Homicidios de la Policía junto al Ministerio Público, fueron a allanar la casa parroquial de la Iglesia Santa Cecilia de Hainamosa, Santo Domingo

De acuerdo a fuentes familiares el adolescente Fernely Carrión, presuntamente abusado por el cura católico desde los 10, fue asesinado por el religioso en un arranque de celos, afirmó su padre Freddy Carrión.

“Él, el sacerdote le vivía dando dinero a él. Se llenó de celos porque el hijo mío subió fotos de la novia a Facebook. Él lo mandó a buscar con engaños”, expresó Carrión, progenitor de Fernely.

La Policía y el Ministerio Público actuaron luego que la madre del menor, Rosanny Saviñón Reyes, denunció en la Policía que su hijo había desaparecido el pasado día 4, tras decirle que iba a reunirse con el sacerdote Taveras Durán.

El sacerdote señaló que conoció al menor Carrión Saviñón en el año 2013, cuando servía como párroco en la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, de la urbanización Máximo Gómez, en Villa Mella, Santo Domingo Norte.

El sacerdote Taveras Guzmán fue trasladado primero al destacamento Felicidad de Los Mina, a un lugar indeterminado a los fines de los investigadores recabar nuevas evidencias, informó el fiscal adjunto Félix Castillo.

Los tíos del monaguillo, Víctor Saviñón y su esposa Esperanza Jiménez, aseguraron que nadie en la familia imaginaba que el muchacho tuviera una relación sentimental con el religioso pero que sí sospecharon del origen del dinero y los celulares caros que siempre tenía.

Expresaron que tienen la esperanza de que se haga justicia porque el propio sacerdote habría confesado el crimen.

La víctima cursaba el segundo año del bachillerato, era monaguillo desde los 10 años y junto a sus hermanos daba clases de baile y tenían el grupo Zona X, con el que se presentaron en varios programas de televisión.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com