¡INSOLITO! Mujer habla inglés en la mañana y alemán en la tarde por un golpe en la cabeza.

Desde un accidente de bicicleta que tuvo, Hannah Jenkins habla inglés por la mañana y alemán por la tarde. Un mensaje de texto con un idioma que no entendía fue la clave para encender las alarmas y saber que algo no estaba bien con la chica.

¡INSOLITO! Mujer habla inglés en la mañana y alemán en la tarde por un golpe en la cabeza.
¡INSOLITO! Mujer habla inglés en la mañana y alemán en la tarde por un golpe en la cabeza.

El texto que envió Hannah fue a su novio, Andrew, éste solo pudo entender “perro” y “hospital”; ciertamente la chica sabía un poco de alemán desde su infancia pero no sabía porque en vez de escribirle en inglés lo hacía en alemán. El accidente fue producido por un choque de Jenkins con otro ciclista mientras paseaba en su bicicleta.

El otro ciclista llamó a una ambulancia, y cuando llegaron los paramédicos les explicó que iba a una velocidad normal y se fue del lugar, Hannah estaba desmayada en el suelo y sangrando. Cuando despertó en el hospital, no sabía donde estaba, no sabía que le había pasado y no entendía porque todos le hablaban en inglés.

“No entendía nada, me sentía como si me hubiera despertado en un país extranjero y no podía entender por qué la gente no me hablaba en una forma que yo pudiera entender”, cuenta. Sólo pudo reconocer “Nombre” y “Fecha de Nacimiento” cuando se lo preguntaron; los médicos a la vez estaban extrañados de que si en todos sus documentos decían que ella es de Reino Unido no entendía el inglés sino que hablaba alemán.

Margaret, su hermana fue la única que pudo hablar con ella, y Hannah no paraba de hacerle preguntas; pronto los médicos se dieron cuenta de que ella solo sabía hablar alemán ya que su madre es de Austria pero fue criada en Reino Unido, además su padre es profesor de idiomas,“El alemán fue mi primer idioma oral, Era una regla que teníamos en casa, que cuando hablamos con la familia es siempre en alemán, para mantener el idioma fresco en la cabeza”, cuenta.

Además de su lesión cerebral, quedó con una pierna lastimada y dolor de hombre, así que Hannah la dieron de alta en un par de días, pero fue gracias a su hermana que se supo que el “olvido del inglés” de Jenkins tardaría años en recuperarse y no meses como habían diagnosticado los doctores.

Por el choque, Hannah experimentó cambios en su personalidad, por lo que ya no se dedica a su oficio de antes que era trabajar en una tienda de mascotas sino a tomar fotografías y como hobbie le gusta hacer prácticas de tiro, esta ultima en especial le gusta mucho por la concentración que exige. Actualmente, su inglés ha mejorado mucho, aunque a veces prefiere escribirlo que hablarlo.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados