Impactante.La NASA ratifica que la biblia fue inspirada por Dios y que Dios es real.

1940

La comunidad cristiana celebra el descubrimiento de la NASA porque tiempo atrás para los científicos y astronautas la información de la biblia era solo un mito, sin embargo hoy afirman que es verdadero.

Durante muchos tiempo los cientificos pensaron que el contenido de la biblia había sido un producto humano, no obstante la agencia estadounidense (NASA) ratifica que la biblia fue inspirada por Dios y que Dios es real, su Palabra no fallará y todo lo que está aconteciendo en el mundo y lo porvenir se encuentra en las Sagradas Escrituras.

Lo que acontecio fue algo asombroso con los astronautas y científicos espaciales en Green Belt, Maryland. Ellos estudiaban cual era la posición del sol, la luna y los planetas para conocer su ubicación en los próximos 100 y mil años.

El sistema tecnológico emitio un alerta roja de atención refiriéndose a un error en la información introducida o con los resultados obtenidos al compararse con las normas establecidas. La oficina de mantenimiento realiza un chequeo, pero la computadora estaba en perfecto estado. El director de operaciones de IBM preguntó cual era el problema entonces siendo la respuesta “Descubrimos que falta un día en el universo del tiempo transcurrido en la historia”.

Los científicos se cuestionaban al no tener respuesta a lo acontecido .Sin embargo uno del equipo que era cristiano comenzó a pensar y dijo “ Una vez escuché en la iglesia, en un estudio bíblico que el sol se detuvo”.

Estos incrédulos le respondieron “Muéstranos”. Entonces abrió su biblia y buscó el capítulo de Josue. En aquel verso Dios decía a Josue “ No tengas miedo, porque los he entregado en tus manos ninguno de ellos te podrá resistir”.

Josue estaba preocupado porque el enemigo los había rodeado y si oscurecía, el enemigo podría derrotarlo. Entonces Josue le pidió a Dios que detuviera al sol. Y así sucedió. El sol se detuvo y la luna se paró y no se apresuró a ponerse casi un día entero”.

De repente los cientificos dijeron “Ese es el día que falta! ”. En ese momento corroboraron en la computadora retrocediendo en el tiempo a la época definida en la bíblia y hallaron que era próximo sin embargo no era el lapso de tiempo exacto. Aquel intervalo de tiempo que no figuraba era de 23 horas y 20 minutos, en si no era un día entero. Al regresar a las escrituras decía casi era un día entero. (Josue 10:13) .

La controversia estaba resuelta en parte ya que faltaban 40 minutos. Un gran dilema que resolver, las inexactitudes eran muy significativas. Fue cuando este compañero cristiano hizo memoria sobre un pasaje que explica que el sol “Retrocedió”.

Asi fue que arribo a la biblia en el segundo libro de Reyes, capítulo 20:8-11, donde la biblia testifica que Ezequías, quien estaba a punto de morir, fue visitado por el profeta Isaías, el cual le dijo que no moriría.

Dice el capítulo Textualmente así Ezequías no creyó y le pidió una señal “Avanzará la sombra 10 grados o retrocederá 10 grados? y Ezequías respondió Fácil cosa es que la sombra decline diez grados; pero no que la sombra vuelva atrás diez grados.

Entonces el profeta Isaías clamó a Jehová; e hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Diez grados son exactamente 40 minutos.

Es ahi donde encontramos 23 horas y 20 minutos en Josue sumado a los 40 minutos en segunda de Reyes completan las 24 horas que los cientificos del Programa Espacial debieron agregar a la historia como el día que faltaba en el universo.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com