Imagen del fotógrafo llorando se convierte en emblema de la tragedia de niños Sirios

3188

Noticias Cristianas

El régimen y los rebeldes de Siria habían pactado una evacuación. El fotógrafo Abd Alkader Habak estaba ahí para registrar a través de su cámara las imágenes de esos 30,000 civiles y combatientes que serían trasladados a zonas seguras.

En lugar de retratar a aquellos que iban a ser salvados terminó olvidándose de la cámara y llevando entre los brazos a niños que yacían malheridos a su lado. Abd Alkader Habak era testigo de cómo un carro lleno de explosivos dejaba 68 niños muertos a su alrededor.

Algunos de sus colegas, capturaron estas imágenes que le han dado la vuelta al mundo. En ellas se ve a Abd Alkader Habak correr para llevar el cuerpo herido de un pequeño a una ambulancia, para luego quebrarse en llanto ante la evidencia de otro cuerpo de un niño mutilado.

“Cuando se cubren los dolores de la guerra los fotógrafos se ven abocados a buscar imágenes que lejos del horror logren describir las situaciones humanas. En medio de una tragedia de más de 60 niños muertos, la imagen de un reportero de guerra llorando en el suelo parece encarnar la dimensión de la tragedia, porque muestra cómo ese hombre, ese ojo entrenado para registrar la muerte se quiebra, llega a su límite”, explica el fotógrafo Federico Ríos Escobar, cofundador de Native Agency y cuyos trabajos sobre la guerra en Colombia han sido publicados por The New York Times y Time.

Estas imágenes fueron compartidas por la activista Bahrain Watch en sus redes para conseguir rápidamente una conmoción colectiva que se tradujo en un retrato que fue compartido 5,000 veces. “Una foto devastadora. Un fotógrafo sirio al lado del cuerpo de un niño”, escribió Watch.

“No hay palabras para describir lo que vivíamos”, le contó directamente el protagonista de las imágenes a Channel 4 News en un video. “Yo estaba al lado de un carro repartiendo algo de alimentos para los niños. Estaba unos pocos metros de distancia cuando hubo una explosión. Mi cámara cayó al suelo y yo me fui de espaldas. Me volteé y vi que el pequeño que estaba a mi lado respiraba, así que lo recogí y empecé a correr para llevarlo a la ambulancia. No supe qué pasó con el pequeño, solo lo dejé en la ambulancia”, narra el reportero que fue fotografiado en el suelo desconsolado ante un cadáver de otro niño.

Las imágenes del reportero de guerra arrodillado en el suelo fueron compartidas por miles en las redes sociales que lo homenajeaban y buscaban con ellas hacer eco del nuevo ataque. El autor desconocido de las imágenes, sin embargo, al retratar al fotógrafo que corre entre el fango con el niño en brazos no hizo otra cosa que replicar lo que el mismo Abd Alkader Habak viene haciendo en su reportería en Siria: buscar otra manera de gritarle al mundo las proporciones de la tragedia.

                                                         El fotógrafo Abd Alkader Habak
Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com