Iglesia Mormona es demandada por revelar una «confesión de violación» a la policía

Después de que Timothy Samuel Johnson, de Oregon, confesara haber abusado sexualmente de su hija durante cuatro años ante la iglesia, la iglesia lo denunció ante las autoridades que lo investigaron, lo condenaron y lo encarcelaron.

En esta imagen aparece la sede de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City, y Timothy Samuel Johnson
En esta imagen aparece la sede de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City, y Timothy Samuel Johnson

Ahora su esposa está demandando a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, alegando que violaron su derecho a la confidencialidad.

La mujer presentó la demanda en el Tribunal de Circuito del Condado de Marion la semana pasada y busca una indemnización por 9,5 millones de dólares por pérdidas de ingresos, angustia emocional y la pérdida de la compañía de su esposo.

Según Kristine Johnson la iglesia fue en contra de su propia «política» que considera las confesiones «confidenciales».

«Siguieron las reglas de la iglesia»

Según la demanda, en 2017 Kristine Johnson se enteró de que su esposo, Timothy Johnson, había abusado sexualmente de su hija durante la adolescencia.

“En respuesta a eso, Kristine Johnson y Timothy Johnson siguieron las reglas y las escrituras de la iglesia; lo cual requiere y exhorta a los miembros de la iglesia a ‘confesar sus pecados a los hermanos ante el Señor’”, dice la demanda.

Uno de los miembros del clero que escuchó su confesión denunció el acto a la policía. Johnson fue arrestado por sodomía de primer grado, abuso sexual y penetración sexual ilegal.

Se declaró culpable de cuatro cargos de abuso sexual de segundo grado y fue sentenciado a 15 años de prisión. Está encarcelado en la Institución Correccional del Este de Oregon en Pendleton.

Pero la iglesia no le dijo a la pareja que si él seguía las reglas y confesaba sus pecados lo denunciarían a las autoridades. «La iglesia debería haber advertido a su esposo que su confesión no se mantendría privada», dice la demanda.

Johnson también afirmó en la demanda que la iglesia dijo que «aconsejarían espiritualmente» a Johnson y su familia para que lo ayudaran a arrepentirse por sus pecados. No se hizo mención de denunciarlo a la policía, afirmó.

Proteger a las víctimas es prioridad

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días dijo que considera que proteger a las víctimas es una prioridad y que cuenta con una línea de ayuda las 24 horas para denunciar el abuso.

“La iglesia enseña que los líderes y miembros deben cumplir con todas las obligaciones legales de denunciar el abuso a las autoridades civiles”, dijo el portavoz de la iglesia Eric Hawkins en un comunicado.

Oregon es uno de los 28 estados que considera al clero entre los profesionales obligados por ley a reportar casos conocidos o sospechosos de abuso o negligencia infantil. Esos puestos incluyen empleados escolares, médicos, enfermeras y miembros del clero.

El hombre que hizo el informe del abuso, nombrado en la demanda como Brian Saari, es farmacéutico. Los farmacéuticos son considerados reporteros obligatorios según la ley, sin importar su posición en la iglesia.

Christine Bartholomew, profesora asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buffalo, dijo a The Oregonian que la demanda podría tener graves consecuencias.

“Si tiene éxito, este litigio empujaría a los tribunales y a estas organizaciones religiosas hacia menos transparencia”, dijo Bartholomew.

 

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados