Horrible Lava corre por Isla de Hawai, y residentes se aferran al Salmo 139. VÍDEO IMPACTANTE

5898

Los capellanes del Equipo de respuesta rápida de Billy Graham, entrenados en crisis, se encuentran en la Isla Grande de Hawái para ofrecer atención emocional y espiritual a los residentes que han sido desplazados por las erupciones del volcán Kilauea.

Un pequeño grupo de capellanes ya estaba en Hawaii atendiendo a las víctimas de las inundaciones en Kauai cuando Kilauea entró en erupción el 3 de mayo, lo que obligó a miles de residentes a evacuar.

Si bien se sabe que Kilauea es un volcán activo que ha estado en erupción continuamente durante muchos años, las últimas erupciones han sido inusualmente destructivas. Lava ha eliminado varias docenas de casas, y miles de personas no están seguras de si podrán irse a casa o cuándo lo harán.

Además de los peligros del flujo de lava, se han abierto fisuras impredecibles en el suelo y se está emitiendo dióxido de azufre dañino en el aire en algunos lugares.

Phil y Pam Rhodes, que viven en California, pasaron las últimas semanas con los residentes de Kauai que lidian con las secuelas de las devastadoras inundaciones .

“Creo que la incertidumbre de cuánto tiempo van a verse afectados por esto es lo que pesa sobre las personas”, dijo Pam. “Hemos tenido muchas oportunidades de ministerio con la gente de la comunidad”, dijo. “Son tan receptivos al hecho de que estamos aquí, que los amamos, que Dios los ama . El nombre de Jesús está siendo levantado, así que eso es realmente grandioso”.

“Para los que tienen a Jesús, parecen poner un pie delante del otro y confiar en Él”, dijo Phil. “Para los que no lo hacen, les preocupa su comida y alojamiento, sus necesidades físicas, inmediatas. Es el final del año en la escuela, por lo que las familias están preocupadas por la finalización del año escolar que se ha interrumpido”.

El equipo de capellanes ha experimentado lo que solo se puede llamar “citas divinas” durante su estadía en la Isla Grande, incluido un encuentro con un joven que sufría una discapacidad visual que distorsionaba su rostro. Phil y Pam estaban en un McDonald’s cuando el hombre le dijo a Phil que la gente puede ser increíblemente mala. Le preguntó a Phil qué se siente ser “normal”.

“Phil tocó su hombro, y él lo tomó, lo abrazó y le dijo: ‘Eres hermoso a los ojos de Dios. Él ve el interior de tu corazón'”, dijo Pam.

El hombre conocía a Cristo pero necesitaba aliento en ese momento. Les preguntó a los capellanes sobre el versículo de la Biblia que habla de que Dios lo está buscando y conociendo. Phil y Pam identificaron el Salmo 139 , y él les pidió que se lo leyeran.

El equipo de capellanes ha experimentado lo que solo se puede llamar “citas divinas” durante su estadía en la Isla Grande.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com