Grupo de oración clama a Dios por los médicos y pacientes en el estacionamiento del hospital

En Virginia, Estados Unidos, un grupo está haciendo la diferencia durante la pandemia mientras ora fuera de los hospitales del área.

Grupo de oración clama a Dios por los médicos y pacientes en el estacionamiento del hospital
Integrantes de «The Firestorm United Prayer Team» orando por una persona.

Casi de manera diaria, un valiente grupo de personas se reúnen en el estacionamiento del Hospital Sentara Leigh.

Scott Gilbert y algunos miembros de su grupo, «The Firestorm United Prayer Team», oran contra la pandemia, por el personal médico y por los pacientes que reciben tratamiento.

Este equipo de oración, según informa CBN News, existe desde antes de la pandemia. Y hasta ahora, han sido bien recibidos.

En cualquier día estará activo y se podrá ver a algunos de ellos con los brazos extendidos hacia los cielos, declarando el poder sanador y la liberación de Dios para cualquiera que lo necesite.

«Y así, estamos en el estacionamiento, y la enfermera de triaje (el triaje está en el estacionamiento, no puedes ir a los hospitales ahora) me grita y me dice: ‘¿Estás bien? ¿Necesitas ayuda? Y le dije: No, señora, solo estamos orando. Y ella levanta las manos en el aire y dice: «Bueno, si estás orando, ¡sigue así!», comenta Scott.

«Vamos a orar por las personas»

También afirma que algunos trabajadores médicos luchan contra el miedo. Por ejemplo, una mujer que trabaja en un hogar de ancianos condujo planeando visitar la sala de emergencias por ansiedad extrema; cuenta Gilbert.

En ese momento, él, junto a su equipo, le preguntaron si podían orar por ella en el estacionamiento.

«Entonces, solo pude orar por ella y contrarrestar el espíritu de ansiedad, se fue por completo. Ella estaba llorando, estaba agradecida y pudimos ministrarla de otras maneras también», dijo.

Este hombre sostiene que a donde él vaya, Jesús irá; y por lo tanto, da a entender que sucederán milagros.

«Realmente, solo quiero provocar el cuerpo de Cristo, cristianos normales, ¡puedes hacer esto!».

“No soy especial, no soy nada único, pero el Señor vive en mí, y toca a las personas y expulsa los espíritus de personas y Él sana a las personas. Así que vamos a orar por las personas, vamos a traer la presencia de Dios, vamos a amar a las personas», concluye.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados