Ex musulmanas distribuyeron 20.000 Biblias en secreto en medio de persecución en Irán

Dos ex musulmanas hicieron historia al distribuir más de 20.000 Biblias de forma clandestina mientras las perseguían por causa de su fe.

Ex musulmanas distribuyeron 20.000 Biblias en secreto en medio de persecución en Irán
Predicaron a miles de personas estando en la cárcel.

Maryam y Marziyeh llegaron Irán como misioneras, las autoridades les prohibió compartir su fe, lo que las llevó a la clandestinidad.

En tres años, 20.000 Biblias se distribuyeron en secreto y plantaron iglesias en casas y al poco tiempo fueron descubiertas por las autoridades.

En secreto lograron una hazaña

Desde la cárcel de Evin en Teherán, la cual es famosa por sus ejecuciones y torturas, fueron víctimas de crueles interrogatorios, pero aún así no dejaron predicar y convirtieron una de las alas de la cárcel en una iglesia donde personas como soldados, prostitutas y hasta presos políticos se convirtieron a Cristo.

Sus experiencias en la cárcel fueron duras y traumáticas, pues cuentan que vivían con el miedo de no saber si el día de mañana estarían vivas.

«Un día es como un año. Algunos días no puedes respirar porque no sabes lo que te sucederá al día siguiente. Cuando las personas experimentan vivir en la prisión de Evin, nunca serán lo mismo. El estrés es demasiado”, dice Maryam.

Al ser trasferidas a una cárcel de mujeres, se les obligó en reiteradas ocasiones a negar su fe y si se negaban, las golpearían hasta vomitar sangre.

“Exigieron los nombres de las personas que habían asistido a la iglesia en casa y nos pidieron que firmáramos confesiones forzadas. Si no nos da la información que necesitamos, lo golpearemos hasta que vomite sangre», dijeron.

Obtuvieron libertad y fundaron un ministerio internacional

Encarceladas por 8 meses y expuestas a pagar por cargos como apostasía, blasfemia y actividad antigubernamental, las liberaron en 2009 y se unieron otra vez para iniciar un ministerio misionero en varias ciudades de Irán.

Gracias a las oraciones de muchos creyentes, ambas fueron exoneradas de cargos falsos y pudieron tener la oportunidad de volver a predicar, esta vez formando dos iglesias en casas, una para jóvenes y otra para prostitutas.

Viajando a India, Corea del Sur y Turquía llegaron a EE.UU para allí establecerse diciendo que resultó un honor haber padecido por causa de Cristo.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados