Ex hijo de lucifer habla sobre la ventaja que tiene sobre los cristianos que no oran

El satanismo sigue rodeada de mucho misterio a la mayoría de la gente. Algunos lo consideran una religión, mientras que otros una filosofía, y para muchos sólo un conjunto de prácticas y doctrinas extrañas basadas en leyendas históricas y mucha ficción.

Para John Ramírez, sin embargo, el satanismo es algo muy real totalmente contrario a Dios. Él fue adepto por 25 años de las prácticas del ocultismo y puede comprobar a través de la propia experiencia como el maligno actúa en el mundo espiritual para destruir la vida de los que siguen a Jesucristo.

Quería que los cristianos supieran que no hay sólo una guerra espiritual de defensa, pero hay una ofensiva espiritual. “Necesitamos mantener el diablo en su lugar“, dijo, explicando que no existe una posición de neutralidad en el mundo espiritual. Hay siempre una batalla invisible que sucede.

En el pasado, como el “hijo de Lucifer“, Ramírez actuó por varios años en la Santería, una religión traída por los esclavos africanos hacia Cuba, hacia el siglo 17, similar al Candomblé o Umbanda en Brasil (según la región).

Sin embargo, la vida de Ramírez cambió cuando se convirtió al evangelio de Jesucristo, lo que le hizo entender completamente la Verdad sobre el mundo espiritual, mediante el sacrificio único del Hijo de Dios en la cruz:

Durante veinticinco años conseguí hacer daño a cualquier persona, en cualquier lugar. Yo considero todo como pérdida, comparado con la grandeza del conocimiento de Cristo. Él es el aire que respiro. Él camina conmigo. “Puedo oír el sonido de su voz en mi oído”, dijo, según la CBN News.

Ramírez explicó que la oración a Dios es importante, pues ella nos mantiene unidos al Señor, impidiendo que seamos influenciados por acciones espirituales malignas. “Yo conseguía sacar provecho y tomar una posición en el reino espiritual contra los cristianos que no estaban orando”, dijo.

“Yo tomaba el territorio y entonces poseía a sus vecinos, poseía su barrio y poseía su región, porque ellos no los rodeaban con oraciones. De esa forma yo venció “, añade, destacando que el escenario cambia completamente cuando los cristianos están en comunión con Dios.

“Estos creyentes, esos intercesores que me dieron una gran derrota en el mundo espiritual”, dijo. “Ellos debilitar mi tarea y no se cumplió ninguna misión porque ellos sabían algo ellos tenían el poder en aquel barrio que yo no tenía“.

Actualmente, consagrado Pastor evangélico, Ramírez explica que no es casual que la Biblia nos manda “orar” y “vigilar” sin cesar, incluyendo la importancia de orar por nuestras autoridades, como describe el capítulo 13 del libro de Romanos.

Si sé lo que está sucediendo en mi vecindad, entonces sé lo que debo llevar hasta el altar de Dios. Necesitamos interceder por nuestro barrio, nuestra región, nuestra familia, nuestros seres queridos, nuestros esposos, esposas, nuestros lugares de trabajo “, concluye.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados