Ex ateo dice que la oración salvó a miles de personas en Australia, «Dios apagó las llamas»

David Jeffery se encontraba entre los miles de personas que buscaron refugio en la playa de Mallacoota cuando un incendio amenazó con acabar con toda la ciudad costera.

David Jeffery
David Jeffery

Dijo que los residentes estaban dispuestos a lanzarse al mar para salvar sus vidas. “Nos estábamos preparando para lo peor. Debía haber sido un día despejado, pero estaba oscuro como la medianoche y podíamos escuchar el fuego rugiendo”, dijo Jeffery a BBC News.

Jeffery dijo que Dios respondió a sus oraciones en ese momento.

Enlaces patrocinados
Anuncios

“Pudimos escuchar el rugido. Parecía un millar de trenes de carga llegando a nosotros. Luego, una gran ráfaga, como si alguien hubiera abierto la puerta de un horno, nos empujó. Todo era negro. El humo era tan espeso que era difícil respirar”, le dijo a Eternity News.

Jeffery era ateo, pero hace 25 años se convirtió, y dice que mencionó su antigua incredulidad intencionalmente con la esperanza de llamar la atención de las personas que no creen en Dios.

Según Jeffery, cuando el muro de llamas invadió la escena, él y otros dos cristianos comenzaron a orar para que Dios les perdonara la vida. «Íbamos a morir», dijo Jeffery. «Si el Señor no hubiera respondido la oración, tendríamos 30 segundos».

«Oré: ‘Dios, si el Señor no empuja el viento ahora, necesitamos el viento del este’. Tan pronto como dije eso, comenzó a soplar un poco desde el este. Luego hablé más fuerte y el viento se hizo más fuerte. Entonces volví a hablar más fuerte y me volví más fuerte”.

Jeffery  muy animado continuó orando, sin importarle lo que otros pudieran pensar de él.

“Sentí ese cambio. Me di cuenta de que cuanto más audaz, más fuerte el viento se hizo. Grité: ‘En el nombre de Jesús, gracias, Señor, por rescatar a estas almas. ¡Empuja el fuego hacia atrás, Señor, sálvanos!».

No estaba previsto un cambio en el viento, dijo Jeffery, pero Dios, quien creó el viento, lo hizo obedecer.

Enlaces patrocinados
Anuncios

“Lo que Dios hizo fue alejar el fuego del este, lo cual era imposible, pero lo hizo. Lo hizo durante cinco minutos, lo que bloqueó el frente de incendios lo suficiente como para evitar que llegara a donde estábamos ”, dijo.

Dios respondió una vez más

A medida que las llamas cambiaron y el humo comenzó a aligerar en la playa, Jeffery y otros residentes pudieron ver el muro de fuego moviéndose hacia las casas de las personas, y muchos optaron por quedarse para defender sus propiedades.

Una vez más, Jeffery se sintió obligado a orar. “Entonces escuché que Dios me decía ‘ora’. Comencé con una pequeña oración. Entonces, dentro de mí, surgió esta fe y dije ‘¿a quién le oras?’ Y pensé, ‘¡Sí! El Señor es el Dios de la Biblia. ¡Nada es imposible para ti! El Señor tiene ángeles, ponlos en los rincones de las propiedades».

Una segunda vez, Dios hizo lo imposible para la gente de Mallacoota. “Eso fue imposible, pero de alguna manera Dios apagó las llamas, como un interruptor. Todo el combustible todavía estaba allí, las casas todavía estaban allí, la hierba estaba allí”.

Incluso los vecinos no cristianos de Jeffery estaban convencidos de que Dios los salvó, siendo testigos de primera mano de que nada podría haber detenido las llamas, excepto Dios.

Ver más:

Australia se encuentra al borde de una crisis humanitaria tras días de violentos incendios

¡Llovió en Australia! pero el estado de alerta continua para los próximos días

Cangurito en Australia no deja de abrazar a sus rescatistas (FOTOS)

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Enlaces Patrocinados
Anuncios