En China: Pastor es agredido brutalmente y arrestado por no sacar cruz de la Iglesia

Pastor fue atacado muy agresivamente por los funcionarios de China por no quitar una cruz que estaba muy visible en la iglesia.

Una de las características principales de los regímenes autoritarios es la imposición ideológica a través de la fuerza, y esto generalmente se hace de dos maneras: por leyes y por violencia.

En el caso de China, un país controlado durante décadas por el régimen del Partido Comunista de China, este hace uso de la agresión por lo que ha vuelto común contra los seguidores de Jesucristo.

La organización internacional Bitter Winter ha realizado constantes informes de persecución contra los cristianos en China. Uno de estos casos ocurrió en la provincia de Anhui, la octava más poblada del país.

Pastor es agredido por no sacar cruz de la iglesia

Obedeciendo las órdenes del Partido Comunista, los funcionarios chinos fueron a una iglesia local para asegurarse de que el símbolo de una iglesia cristiana, la cruz, había sido retirada de la parte superior del templo, ya que estaba en un lugar “muy alto y muy visible”.

El pastor de la congregación no prestó atención a la orden de retirar la cruz. Debido a esto, los funcionarios chinos comunistas fueron al templo, volcaron la cruz y también la placa del templo que decía “Iglesia cristiana”.

También de acuerdo con la información de Bitter Winter, el pasado 18 de abril, agentes del gobierno de China habían invadido la casa del pastor. Lo sacaron de su residencia, lo golpearon y luego lo llevaron a la estación de policía, donde permaneció 10 días.

Sin embargo, antes de esto, los agentes del gobierno habían ido a la iglesia dirigida por el pastor el 14 de abril y detuvieron el servicio. ¿Qué querían ellos? Que el pastor dejara de predicar el Evangelio y darles espacio para promover la ideología comunista entre los miembros de la congregación.

Los creyentes decidieron intervenir, la situación se convirtió en un alboroto acalorado entre los fieles y los oficiales comunistas, quienes, a su vez, no teniendo otros argumentos, ordenaron a los trabajadores que cortaran el suministro de electricidad y llamaron a la policía para detener al predicador, informó Bitter Winter.

Finalmente, el hecho de que el gobierno chino considera a la iglesia en cuestión como “legal” es notable, ya que pertenece al organismo responsable de registrar las instituciones religiosas en el país. En la práctica, esto solo demuestra la verdadera intención del régimen comunista chino, que es controlar todos los aspectos de la vida social, incluida la vida religiosa, denunció Bitter Winter.

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados