“Él sigue siendo Dios” dice mujer que perdió brazos y piernas por extraña enfermedad

Una mujer de EE.UU después de una vida totalmente activa físicamente, ha perdido sus brazos y piernas durante la recuperación de su parto, pero su fe en Dios sigue intacta y hasta más fuerte.

"Él sigue siendo Dios" dice mujer que perdió brazos y piernas por extraña enfermedad
“Él sigue siendo Dios” dice mujer que perdió brazos y piernas por extraña enfermedad

Kayleigh Ferguson-Walker es la chica que resultó afectada por una complicación que hubo luego que le anunciaran que estaba en estado, pues a su bebé le diagnosticaron una grave enfermedad que le provocaría el parto a los 6 meses de gestación, el bebé no sobrevivió.

Después de la pérdida, a Kayleigh le fue encontrada una rara enfermedad en su cuerpo donde una amenaza de que sus órganos vitales como el corazón y el hígado podrían bloquearse y no funcionar, una vez que la llevaron a un hospital, cayó en coma.

Su esposo, Ramón, se sentía con “las manos amarradas” de no poder ayudar a su esposa, sus familiares y amigos oraban por un milagro para la chica, su madre sólo se preguntaba “¿Porqué su hija?” pero sabía que la fe de su hija era más grande el proceso que estaba pasando.

Entonces, a Ramón, le fue revelado el valor de la vida y una pregunta por su cabeza pasó: ¿cambiarías la vida por un miembro?”, entonces él reflexionó y dijo: Y la respuesta obvia, por supuesto, era la vida. La vida estaba por encima de cualquier cosa “, dijo.

Luego de 2 semanas en coma, Kayleigh fue trasladada a otro hospital, donde le fueron amputados sus brazos y piernas debido a que estaban completamente afectados por la enfermedad con posibilidad de que afectara a más partes de su cuerpo.

Hoy en día, Kayleigh agradece a Dios por mantener su fe intacta en el momento de la prueba, “¿Le pregunté a él por qué yo? ¿Por qué los cuatro? ¿Por qué no sólo uno? ¿Por qué no sólo un brazo? Una pierna? ¿Por qué todos los cuatro? , pero pensé: estoy en esa condición, Usted sólo tendrá que fortalecerme mucho más. Yo voy a tener que continuar”.

Debido a su rápida recuperación, se ha convertido en un ejemplo para todos en su iglesia, aunque su historia es difícil, Kayleigh sólo alienta a los demás a que confíen en Dios, “No importa lo que estás pasando, Dios todavía está allí y Él sigue siendo Dios”, afirmó.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados