Después de ser arrestado por predicar el Evangelio, ex musulmán alcanza a más de 10 mil personas

1358

Tan pronto como tuvo la oportunidad de escuchar el Evangelio de Cristo, un hombre era tan apasionado de compartir este mensaje y fue detenido en un país de mayoría musulmán.

Pero Incluso en la cárcel, él llevó a la gente a Cristo y junto a un equipo formado por ex presidiarios, ya alcanzó a más de 10 mil personas con el Evangelio.

La historia de Wahid (nombre ficticio por razones de seguridad) fue contada el pasado sábado (27) en el evento Missions Fest 2018 en Vancouver, Canadá, por el misionero Trevor Larson, que ayudó al evangelista a plantar varias iglesias.

“Wahid terminó en la prisión, pero Dios todavía estaba trabajando. En la prisión, él consiguió ganar una posición administrativa lo que le dio la oportunidad de compartir el Evangelio con otros detenidos “, contó Larson, que pasó los últimos 25 años en misiones secretas en Asia.

Alrededor de 12 de esos detenidos se unieron a Wahid después de cumplir su pena y, juntos, pasaron a predicar el Evangelio en regiones vecinas. “En 2007, 86 personas oyeron hablar del Evangelio a través de él y 66 aceptaron a Jesús. En 2014, había 167 creyentes “, contó Larson.

En enero de 2015, Wahid buscó al equipo de Larson para ayudar a organizar su trabajo de discipulado. En este proceso, Larson aconsejó a Wahid trabajar con foco en los frutos en lugar de basarse en las actividades.

El resultado fue marcado por un crecimiento sorprendente. “Había 220 creyentes y dentro de seis meses, el número saltó a más de 600”, celebró Larson. “Ellos comenzaron a tener una visión para la próxima isla vecina”.

Con el apoyo de Larson, Wahid y su grupo difundieron el Evangelio a las islas circundantes. “Durante este período, sin mi conocimiento, vendió su casa para financiar el tercer envío de personas a la isla”, recuerda el misionero, notando la pasión de Wahid por el Reino de Dios.

A lo largo de estos años, Wahid y su equipo alcanzaron a más de 10 mil personas con el Evangelio. Larson cree que los círculos de entrenamiento y el trabajo en equipo han hecho la diferencia en la obra misionera. “Cuando pasamos a una iglesia pensada fuera de las paredes, entonces empezamos a ver nuestra comunidad como un sistema”.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com