Cristiano casi muere en manos de terroristas “Me siento feliz porque sé lo que me espera en el cielo”

1115

Debebe fue el hombre que mientras realizaba un culto en su casa fue atacado por islamicos él y 40 personas mas que lo acompañaban. Lo Dejaron en el lugar moribundo, con graves heridas en la cabeza y la mandíbula.

Debebe es un líder cristiano activo en Etiopía , un país de África. Él fue víctima de un terrible ataque a causa de su fe. El 20 de junio de 2015, una multitud invadió un culto que él había organizado en su casa.

El grupo islámico agredió a unos 40 miembros que se encontraban en la reunión. Los extremistas estaban ofendidos por cuenta del evangelismo de Debebe y de sus amigos. El principal objetivo en el ataque fue líder cristiano, que fue dejado para morir en el lugar, con graves heridas en la cabeza y la mandíbula.

Otros seis miembros también sufrieron lesiones y necesitaban atención médica. Los agresores destruyeron la casa y dejaron todo en pedazos. También saquearon dinero y teléfonos móviles.

A través de socios locales, la organización Puertas Abiertas pudo ayudar a cubrir los costos médicos de Debebe, que también recibió ayuda para reparar los daños en la casa y continuar el trabajo de su hacienda, costos para el arado, semillas y fertilizantes.

Cuando la familia ya estaba restablecida, los socios de puertas abiertas regresaron a la aldea para presentar el entrenamiento permaneciendo firme a través de la tormenta, que ayuda a los cristianos a desarrollar una visión bíblica y una respuesta a la persecución.

Después de la guerra

Hoy, dos años después del ataque, la familia va bien física y emocionalmente. Debebe permanece en la práctica del cultivo para sostener a la familia. Él está fuerte y sigue trabajando, incluso con algunos problemas físicos.

“A causa del sangrado, a veces pierdo fuerzas en el trabajo. Pero yo estoy bien, gracias a Dios. “Yo podría haber muerto en aquel ataque, pero Dios me salvó de la muerte”, afirmó. Es con ese recurso que el cristiano perseguido puede enviar a sus hijos a la escuela.

“¿Qué más me temería? Ahora sé que nada me puede apartar de Dios. Entendí que yo soy de él. Venga lo que venga, aunque yo muera ahora, no estoy más preocupado. Dios está conmigo. Me siento tan feliz cuando soy desafiado porque sé lo que está esperando por mí en el cielo. Recibiré una corona de Dios “, subraya.

Aynalem, su esposa, comparte: “Guardé la Biblia quemada para que los demás vean que ese tipo de persecución sigue siendo una realidad. Quiero que todas las personas vean que esto puede suceder cuando seguimos a Jesús. Lo que sucedió está en el pasado, es historia. Nuestra vida actualmente es buena “.

Ella dice no tener miedo y agradece a los socios de Puertas Abiertas por todo el amor y el apoyo. “Que Dios bendiga a todos los que nos apoyaron. No tengo palabras para agradecerles. “Yo podría fácilmente caer si ustedes no hubieran elegido ayudarnos”, concluye. Debebe tuvo su nombre real suprimido por motivos de seguridad.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com