Pastor ora por bebé muerto en el parto y resucita milagrosamente

La noticia de que el bebé que tendrían en sus brazos en unos segundos no respiraba no quebrantó la fe de una pareja de Texas, en EE.UU.

"Bebé Milagro" lucha por su vida contra pronósticos desalentadores"Bebé Milagro" lucha por su vida contra pronósticos desalentadores
“Bebé Milagro” lucha por su vida contra pronósticos desalentadores

Hannah y Jacob Sheriff son los padres de este bebé guerrero, “Fue entregado sin un latido, sin pulso, y no respiraba, perdió oxígeno y su cuerpo y todos sus órganos se cerraron en algún momento durante el parto y lo resucitaron en la sala de parto. A todos los efectos, murió durante el proceso de parto” dijo el padre del niño.

Su mamá, Hannah sólo decidió confiar en Dios durante este amargo momento, “Realmente no podía hacer nada excepto confiar en Dios por la paz y orar” cuenta.

No sólo ellos decidieron no renunciar a la vida de su bebé sino también los médicos y enfermeras que lo atendían, pues intentaron resucitarlo y sus esfuerzos no fueron en vano porque los signos vitales del bebé volvieron 20 minutos más tarde.

Urías, es el nombre que le colocaron sus padres, que significa “luz de Dios”; su padre es pastor de la Iglesia de la Vida de la Victoria y cuando los latidos de su bebé volvieron a escucharse sólo pudo dar gracias a Dios por este milagro, “Hemos visto lo milagroso. He visto a personas con cáncer en etapa 4 sanar. He visto los ojos ciegos abiertos. Conozco el poder de Dios” dijo.

Con esta experiencia, Jacob cuenta como el miedo es el obstáculo más grande en medio de este tipo de situaciones y que el poder de Dios es más grande que la angustia que se pueda sentir, “En ese momento, comenzamos a orar la palabra de Dios, porque es la palabra de Dios la que cambia las cosas”, dijo. Para mí, personalmente, ese fue el Salmo 27. ‘El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida, ¿a quién temeré?”.

Urías Sheriff "El Bebé Milagro"
Urías Sheriff “El Bebé Milagro”

Según el protocolo del hospital donde Hannah dio a luz, sólo se le puede practicar la reanimación a alguien de 6 a 10 minutos, pero en el caso de ellos fue especial y extraordinario; cuando lograron hablar con las enfermeras le preguntaron porque habían insistido en resucitar a Urías, una de ellas les respondió: “Había algo en la habitación que nos empujaba a seguir intentando y no rendirnos”.

En el tiempo que pasó en el hospital, Urías contó con miles de oraciones.

Contra todo tipo de pronósticos desalentadores, Urías luchó por su vida durante su estadía en cuidados intensivos en otro hospital a donde fue trasladado, al igual que sus padres batallaron en oración, “Mi esposa y yo somos personas de fe. Tenemos muchas personas orando por él y creo que mi hijo te va a sorprender” les decía Jacob a los doctores.

La convocatoria de oración que iniciaron en su iglesia se expandió hasta las redes sociales, al cumplir los 19 días salieron con su hijo en brazos con destino a su casa donde estaría feliz y saludable, y aunque lo intentaron con la medicina, fue la oración lo que salvó al “Bebé Milagro” como lo llama su pediatra.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados