El capítulo prohibido de Isaías que está llevando a judíos a convertirse a Cristo

12770

Noticias Cristianas

El capítulo prohíbido de Isaías que está llevando a judíos a convertirse a Cristo

Todo empieza por una introducción  sobre un antiguo capítulo de la profecía de Isaías que se encuentra en el  Antiguo Testamento, conocido por pocos debido que entre los  rabinos decidieron tomarlo como un “Capítulo Prohibido”.

La razón es que ellos se percataron de eliminarlo de la lectura de la Torá, debido a su “exactitud con los padecimientos de Jesús”.

El capítulo prohibido es Isaías 53  De hecho, los grandes rabinos antiguos describieron en el Talmud, el Sanedrin 98, en el Yalkut Shimoni, el Zohar e incluso el mismo Mainónides (Rambam) que se trataba de “los padecimientos del Mesías”.

Isaías 53:5

¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

” Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.

 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.

 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.

Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.

Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.

Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

Estos padecimientos  se estan revelando a los judíos que leen  y comprenden el amor de Cristo por ellos.

 

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com