Asombroso! Las niñas golpeadas por sus familiares mantienen su Fe en Dios y dicen: “Queremos obedecer a Jesús”

370

Ellas fueron evangelizadas por el primo que es pastor en una iglesia que está cerca de su aldea.

Dos hermanas adolescentes que viven en Laos (país asiático, ubicado en Indochina) están viviendo tiempos de dificultad y prueba. Por el hecho de haberse convertido al cristianismo, sus familiares la ataron y encerraron en casa durante cuatro días. Pero la fe de ellas permanece inquebrantable.

Nani, de 17 años, y Nha Phong, de 16, se convirtieron al cristianismo en el otoño de 2016, después de escuchar la verdad del Evangelio por medio de un miembro de la familia.

“Mi primo me habló sobre la Buena Nueva”, dijo Nani a un miembro de las Puertas Abiertas. “Él es pastor en una iglesia cerca de la nuestra. Me ha gustado mucho de lo que he escuchado, y es por eso que me he convertido en creyente”.

Las hermanas pronto se involucraron en su iglesia local, pero la fe recién descubierta no vino sin repercusiones. Los padres de las niñas y los miembros de la familia, animistas devotos, se opusieron fuertemente a su decisión de convertirse en seguidoras de Jesús.

“Cuando fuimos a la iglesia, nuestra familia se puso muy enojada con nosotros. Mi primo y mi sobrino dijeron que necesitaba volver a mi antigua religión y me forzaban a salir de la iglesia”, dijo Nani.

En aquella época, el primo no cumplió su amenaza. Pero tres semanas después, cuando las muchachas fueron nuevamente a la iglesia, sus familiares alrededor de seis a nueve personas los siguieron secretamente y arrastrar a las hermanas fuera del culto. “Nos ataron y mi padre golpeó a mi hermana, pero él no me alcanzó, yo no sé el motivo”, recordó Nani.

Ellos llevaron a las hermanas de vuelta a la aldea, donde fueron separadas y mantenidas atadas durante varios días. “Me llevaron a la casa de mi tío y me pidieron otra vez: ‘¿Todavía crees en Dios?’ Ellos me amenazaron y me dijeron que, a menos que yo renunciara a mi nueva fe, me mantendría atado”, dijo Nha Phong.

Después de cuatro días, las hermanas fueron liberadas. “Nuestra familia todavía estaba muy molesta con nuestra decisión de permanecer firme en nuestra fe en Jesús”, dijo Nha Phong. A pesar de esa persecución, las niñas dicen que su fe es más fuerte que nunca.

“Creo que nuestra fuerza para permanecer firme es un regalo de Dios, Dios nos ha dado la pasión de creer”, dijo Nani. “Hay un versículo de la Biblia en Efesios 6. Cuando la gente lucha en el pasado, ellos usarán el escudo, y yo usaré el escudo para proteger, así que tengo que poner mi fe en Jesús”, resalto.

“Fue muy difícil no obedecer a nuestro padre, que es el jefe de la familia, pero queremos obedecer a Jesús más que nadie, sabemos que Jesús murió por nosotros, y no queremos volver a nuestra antigua religión, aunque sea difícil, queremos seguir Jesús “, finalizó.

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com