Asombroso! Evangelista crea ONG y alcanza a más de 2.500 refugiados iraquíes en Jordania

472

Noticias Cristianas

Maran fundó la ONG Al-Hadaf para ayudar a las personas en situación de vulnerabilidad.

Maran tiene una carrera exitosa en Jordania. Como ingeniera exitosa, ella se desdoblaba entre su profesión y los tres hijos. Pero, algo le llamó la atención cuando los refugiados de Irak comenzaron a llegar en Amán (capital). La forma en que ese pueblo era tratado la dejó en estado de shock.

Los refugiados recibían comida vencida y para poder conseguir nuevas ropas necesitaban ver una gran pila de artículos usados ​​que la gente dejaba en el suelo. Ella cuenta: “Yo fui a visitarlos y vi cómo ellos eran tratados. No me gustó lo que vi, así que tenía dos opciones: llorar o hacer algo. Entonces elegí hacer algo”.

Entonces, hace tres años fundó la ONG Al-Hadaf (El propósito), con el apoyo de la Organización Puertas Abiertas. Su misión era ayudar a las personas en situación de vulnerabilidad. “Mi meta es restaurar la dignidad de esos refugiados y tratarlos como yo quisiera ser tratada, como yo quisiera que mis hijos fueran tratados”, subraya.

Pero ella sabía que sola no iba tan lejos. Por eso, contó con la ayuda de voluntarios de iglesias de Jordania. Hoy la ONG ofrece una tienda de ropa de segunda mano, una sala para asesoramiento post-trauma y una sala de arteterapia para niños. A través de ese trabajo y también de clínicas médicas, Al-Hadaf ya alcanzó casi 2.500 iraquíes. Eso sólo en 2016.

Es evidente la importancia del trabajo voluntario para el rescate de vidas. Debemos actuar unidos, a favor de las personas más vulnerables de la sociedad. Para tener una idea, la ONU incluye la solidaridad como uno de los valores fundamentales que deben permear las relaciones internacionales en el siglo XXI. Vidas pueden ser transformadas por medio de gestos solidarios.

Un ejemplo de ello es el de la profesora iraquí Anahed. En 2006, extremistas islámicos secuestraron a su esposo. “Ellos vinieron a nuestra casa y dijeron que por el hecho de que mi marido era cristiano, yo tenía que pagar un rescate. Nosotros pagamos, pero ellos nunca lo trajeron de vuelta”.

Anahed pasó cerca de 10 años esperando por la vuelta del esposo, pero la situación en Bagdad sólo empeoraba. Fue cuando ella resolvió huir a Jordania con sus hijos. “Dejar mi país y convertirme en una refugiada fue doloroso, pero aquí en Al-Hadaf encontré un puerto seguro. La gente es tan amable. A través de las palabras y el cuidado, trajeron la sonrisa de nuevo a mi cara”.

Fuente Guiame.com.br

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com