«Apuesto a que te quedas en casa ahora, hipócritas»: Iglesia destruida por presunto ataque incendiario

Una iglesia de Mississippi que presentó una demanda contra la prohibición de reuniones de culto fue destruida por un incendio que los investigadores creen fue provocado.

"Apuesto a que te quedas en casa ahora, hipocritas": Iglesia destruida por presunto ataque incendiario
Primera Iglesia Pentecostal de Holly Spring, Mississippi, destruida por un incendio

Según las noticias locales, los bomberos respondieron a un incendio en la Primera Iglesia Pentecostal de Holly Springs, alrededor de las 2 a.m. del miércoles.

Fox 13 informa que los investigadores encontraron latas de pintura en aerosol en el suelo con graffiti en el pavimento del estacionamiento de la iglesia. El graffiti en el estacionamiento decía «Apuesto a que te quedas en casa ahora hipócritas».

«Creemos que en base a las pruebas y a lo que hemos visto en la escena y en la cima de la colina esto fue un incendio provocado», dijo el Mayor del Condado de Marshall Kelly McMillan, según la estación de noticias.

«La iglesia no tiene enemigos que conozcamos»

El pastor Jerry Waldrop, quien ha pastoreado la iglesia por más de 30 años, dijo a la estación de noticias WMC5 que es «difícil hacerse a la idea de que alguien puede haber orquestado esto o hecho esto». La iglesia no tiene «ningún enemigo que conozcamos».

«No conocemos a nadie que creamos que pueda ser capaz de hacer algo así», dijo.

Waldrop le dijo a Fox 13 que no está seguro de qué hacer porque el edificio de la iglesia está ahora destruido.

«Vamos a mantener la fe, y vamos a seguir haciendo lo que siempre hemos hecho, y tal vez no en este lugar», dijo Waldrop. «Me reuniré con nuestra gente fiel, y tal vez alquilaremos un edificio o lo que necesitemos hacer por el momento».

En una conferencia de prensa el miércoles, el gobernador de Mississippi, Tate Reeves, dijo que seguirá la investigación del incendio.

La iglesia había demandado a la ciudad por prohibir las reuniones por coronavirus

La Primera Iglesia Pentecostal había presentado una demanda contra la ciudad de Holly Springs, que prohibía las reuniones de culto como parte de sus políticas de seguridad para combatir la propagación del coronavirus.

Aunque Reeves incluyó las casas de culto como entidades esenciales que pueden estar abiertas a más de 10 personas en un orden estatal, los funcionarios de Holly Springs han considerado que las iglesias no son esenciales.

La policía de Holly Springs previamente interrumpió un servicio de Pascua y un estudio bíblico a mediados de semana en la iglesia.

A finales de abril, un juez federal se puso del lado de la iglesia y dictaminó que sus feligreses tienen derecho a celebrar servicios de autocine. Sin embargo, el impulso legal de la iglesia para el derecho a tener servicios completos en persona sigue pendiente.

«Si de hecho la orden en la ciudad de Holly Springs dice que la iglesia no es esencial y no puede ordenar, entonces esa orden es una violación directa de la orden que gobierna el estado de Mississippi. Entonces deberían cesar y desistir de dicha orden», dijo Reeves en su conferencia de prensa.

«Está muy claro que las municipalidades locales pueden tener directrices más estrictas que las del gobernador, pero no pueden tener directrices que entren en conflicto directo con lo que hemos establecido. Hay una razón por la que nombramos a las iglesias como esenciales. La razón es que creo firmemente que el gobierno no tiene derecho a cerrar iglesias. Tenemos libertad de religión en este país».

El gobierno no puede decir a las iglesias que no se reúnan

Reeves dijo que ha llamado a los pastores y les ha pedido que no celebren servicios, pero subrayó que el gobierno no puede decir a las iglesias que no se reúnan.

En su demanda, la Primera Iglesia Pentecostal fue representada por la Sociedad Thomas More, un grupo de abogados sin fines de lucro que se «dedica a restaurar el respeto en la ley por la vida, la familia y la libertad religiosa».

«Escuchar que las autoridades están tratando esto como un incendio provocado es angustiante y oramos para que los autores de este terrible acontecimiento sean llevados ante la justicia», dijo el abogado principal de la Sociedad Thomas More, Stephen Crampton, en una declaración.

«Nuestras más sinceras oraciones están con la gente de esta iglesia y su pastor. Han estado llorando la incapacidad de reunirse como congregación desde que la pandemia COVID-19 ordenó el cierre de su iglesia; ahora deben lamentar la pérdida de su hogar espiritual, su lugar de culto».

Crampton dijo a Fox News que la iglesia también ha recibido comentarios negativos en los medios sociales.

«Sólo hay un segmento que discrepa con la iglesia de pie, y la iglesia sólo es la iglesia», dijo Crampton.

La noticia de la destrucción de la iglesia atrajo la ira de algunos líderes cristianos en línea.

«El juez del tribunal inferior emitió una opinión sarcástica y degradante. El caso ha sido apelado. Unos días después de la opinión malvada de este juez; alguien bombardeó la iglesia y la quemó hasta los cimientos», escribió Mat Staver, fundador del grupo de derecho cristiano conservador Liberty Counsel, en los medios sociales. «¡Y esto sucedió en América! ¡Basta!»

Deja tus comentarios sobre esta noticia
Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com
Artículos Relacionados