Abominable! Crece en Brasil el número de iglesias que realizan matrimonio gay

2085

La idea de una iglesia que defienda el matrimonio homoafetivo y apoye a la comunidad LGBT no es nueva. Desde la década de 1960 hay movimientos así en los Estados Unidos y en Europa. El uso como nomenclatura del término “inclusivo”, se basan en una teología propia, que descarta la tradicional interpretación de la Biblia y coloca el discurso de “amor” por encima de principios claros de la fe cristiana.

La primera fue abierta en Brasil en 2002, pero hasta recientemente estaban concentradas en el eje Río-São Paulo, pero ahora están presentes en casi todas las capitales. De acuerdo a los especialistas , se reúnen alrededor de 20 mil fieles.

Uno de los ejemplos más recientes de su crecimiento es la de la iglesia evangélica Ministerio Inclusivo Avivar, ubicada en Manaus. Su fundador, el pastor Rafael Montebranco es homosexual y cree que “Hoy, estamos viviendo la evolución de la iglesia”. Él anuncia que hará el primer matrimonio gay en el templo de la iglesia.

Montebranco se justifica: “Es necesario querer comprender. Nuestra intención no es agredir ninguna otra denominación, la intención es incluir a las personas que han sufrido exclusión en sus iglesias de origen o que nunca tuvieron la oportunidad de ejercer su fe en Jesucristo”.

En cuanto a las críticas, defiende su “contorsionismo bíblico”: “Nosotros trabajamos la teología inclusiva, utilizando las técnicas de interpretación histórica crítica y cristocéntrica para extraer el mejor sentido de toda la Biblia”. Él minimiza las posiciones antagónicas de lo que llama “religiosos homofóbicos”, diciendo que va a “seguir con fe en la dirección de la propagación del amor de Jesús”.

El pastor anunció con satisfacción que su iglesia realizará el primer matrimonio entre personas del mismo género el próximo mes.

“En la iglesia tradicional, crecimos oyendo que la homosexualidad es pecado, pero lo que Dios abomina en la vida de cualquier persona son las cosas malas, la persona vive en la promiscuidad y no la homoafetividad. Nosotros ya frecuentamos la iglesia tradicional … pero allí la homoafetividad no era aceptada ni entendida y teníamos que renunciar a nuestra sexualidad para vivir de acuerdo con lo que se enseña. La Biblia no condena la homoafetividad y esa interpretación arcaica debe ser revisada “, asegura Tânia Pinheiro.

Fuente GospelPrime

Deja tus comentarios sobre esta noticia

Noticias Cristianas

Si desea reproducir esta noticia, por favor mencione a BibliaTodo.com