Dios no es el juez arriba de un banquillo que golpea su martillo cuando caes, sino el padre que corre a ti para levantarte con amor

195

Dios no es el juez arriba de un banquillo que golpea su martillo cuando caes, sino el padre que corre a ti para levantarte con amor.

Deja tus comentarios