x

Bibliatodo Diccionario

Anuncios

Adulterio - Douglas Tenney

Trato carnal, generalmente de un hombre, casado o soltero, con la esposa de otro. Uno de los Diez Mandamientos lo prohíbe (Ex 20:14),(Dt 5:18). El castigo tanto para el hombre como para la mujer era la muerte, probablemente apedreados (Dt 22:22-24),(Jn 8:3-7). Adulterio y otras palabras relacionadas son traducciones de los derivados de la raíz hebrea na’aph, expresando este único y claro significado.

Desde los tiempos más antiguos (Gn 39:9), aun fuera del pueblo de Dios (Gn 26:10), el adulterio era considerado como un pecado grave.

Junto con otras ofensas sexuales (p. ej., (Gn 34:7),(Dt 22:21),(Jue 19:23),( 2 S 13:12) era una vil infamia (Jer 29:23).

El At usa el adulterio como una buena figura de la apostasía al Señor y el seguir a dioses falsos (p. ej., (Is 57:3),(Jer 3:8-9),( Jer 13:27),(Ez 23:27),(Ez 23:43),(Os 2:4).

Jesús cita el mandamiento (Mt 5:27-30),(Mt 19:18);(Mr 10:19),(Lc 18:20), ampliando su aplicación para incluir la mirada codiciosa.

Enseña que las vilezas como el adulterio proceden del corazón (Mt 15:19),( Mc 7:21). Jesús declara que si un hombre o una mujer divorciados se vuelven a casar es adulterio (Mt 5:31-32),( Mt 19:3-9),(Mr 10:2-12),(Lc 16:18), con una excepción (Mt 5:32; Mt 19:9), la interpretación de la cual varía. Jesús usa el término en sentido figurado, refiriéndose a personas infieles a Dios (Mt 12:39; Mt 16:4); (Mc 8:38). Pablo, sin sugerir ninguna excepción, declara que es adulterio volver a casarse mientras el cónyuge de uno todavía vive (Rm 7:3).

El tratamiento del adulterio en el NT, siguiendo las implicaciones del concepto del AT, afirma al matrimonio como una unión vitalicia y monógama. El adulterio es un caso de fornicación especial y más grave. En las enseñanzas de Jesús y de los apóstoles en el NT, toda impureza sexual es pecado contra Dios, contra uno mismo y contra otros. El adulterio espiritual viola la unión entre Cristo y los suyos.

adulterio - Diccionario Español

1. Ayuntamiento carnal voluntario entre persona casada y otra de distinto sexo que no sea su cónyuge.

2. Falsificación, fraude.

Adulterio - Diccionario Alfonso Lockward

La infidelidad matrimonial. El comercio sexual entre una persona casada y otra que no fuera su cónyugue. Esto fue prohibido por Dios con el séptimo mandamiento del Decálogo: “No cometerás a.” (Deu 5:21). Por tanto, el a. era tratado como una •fornicación (penada también) pero agravada por el rompimiento del derecho de exclusividad de un hombre sobre su mujer. En ningún caso se habla de una mujer soltera que tuviera relaciones sexuales con un hombre casado para señalar eso como a. del hombre. Así, en un matrimonio poligámico no había a. si el esposo se allegaba a concubinas. Pero si se unía sexualmente a una mujer que estuviera casada con otro, se cometía a. No se acusa a David por sus uniones con varias mujeres, pero en el caso de •Betsabé sí, porque ella era casada.

Una mujer de quien su esposo sospechara que había cometido a. tenía que someterse al proceso de •aguas amargas. No se habla nada en cuanto a sospechas recaídas sobre un hombre (Mal 2:15).

enseñó por lo menos en dos ocasiones que el a. es la única causa permitida para un divorcio (Exo 20:17).

“A los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios” (Luc 16:18), sin establecer privilegio masculino alguno. El caso de la mujer adúltera en Jn. 8 señala la desviación cultural en la aplicación del mandamiento, pues habiendo sido sorprendida “en el acto mismo de a.” (v. 4), se le trajo a ella sola ante el Señor Jesús y no se mencionó siquiera al hombre.

apostasía es considerada como a. espiritual. Dios es un Dios celoso (Stg 4:4). •Divorcio. •Mujer.

Adulterio - Diccionario de Jerusalen

(I) Aun cuando, según la concepción del AT, el matrimonio no es considerado como institución religiosa ni pública, está, sin embargo, protegido por la tradición y por la ley, y el a. es tenido por delito público. En este aspecto, el hombre tiene más campo de acción que la mujer. En el hombre sólo se tiene por a. el comercio sexual extramatrimonial con una mujer casada o desposada (Éx 20,17 = Dt 5,21; Lev 20,20 Dt 22,22: mujer casada; Dt 22,23-27: prometida o desposada), no con una mujer soltera o esclava (Dt 22,28). «El hombre sólo puede violar el matrimonio de otro hombre» (ThW IV, 738).

(II) El NT cita el sexto mandamiento del decálogo (Mt 5,27 19,18 Mc 10,19 Lc 18,20 Rom 13,9 Sant 2,11). Si el decálogo había prohibido codiciar la mujer del prójimo (Éx 20,17 Dt 5,21), Jesús pone en la misma línea el deseo y el hecho (Mt 5,28).

Adulterio - Diccionario Mundo Hispano

Trato carnal, generalmente de un hombre, casado o soltero, con la esposa de otro. Uno de los Diez Mandamientos lo prohíbe (Joh 8:3-7). Adulterio y otras palabras relacionadas son traducciones de los derivados de la raíz hebrea na’aph, expresando este único y claro significado.

Desde los tiempos más antiguos (Gen 26:10), el adulterio era considerado como un pecado grave.

Junto con otras ofensas sexuales (p. ej., Jer 29:23).

El At usa el adulterio como una buena figura de la apostasía al Señor y el seguir a dioses falsos (p. ej., Hos 2:4).

Jesús cita el mandamiento (Luk 18:20), ampliando su aplicación para incluir la mirada codiciosa.

Enseña que las vilezas como el adulterio proceden del corazón (Rom 7:3).

El tratamiento del adulterio en el NT, siguiendo las implicaciones del concepto del AT, afirma al matrimonio como una unión vitalicia y monógama. El adulterio es un caso de fornicación especial y más grave. En las enseñanzas de Jesús y de los apóstoles en el NT, toda impureza sexual es pecado contra Dios, contra uno mismo y contra otros. El adulterio espiritual viola la unión entre Cristo y los suyos.

Adulterio - Diccionario Pastoral

Es la traición al amor prometido y sellado con el matrimonio. Prohibido en todos los códigos, tanto profanos como religiosos, de la antigüedad, la Biblia lo condena sin paliativos [Éx_20,14]; [Lev_18,20]; [Lev_20,10]; [Dt_5,18]; [Dt_22,22]; [Pro_2,16]; [Si_23,22-23]. Jesús renueva la condena [Mt_5,27-32]; [Mt_19,18]; [Mc_10,11]; [Lc_16,18], pero está abierto al perdón [Jn_8,10-11]. La misma reprobación en otros pasajes del NT [Rom_2,22]; [1Cor_6,9]; [Heb_13,4]. Lo específico de la Biblia es considerar como un adulterio espiritual la idolatría en cuanto infidelidad a Dios [Is_57,3-11]; [Jer_3,1-13]; [Jer_13,26-27]; [Ez_23,1]; [Os_2,4-15]; [Mt_12,39]; [Mt_16,4]; [Mc_8,38]; [Sant_4,4]; [Ap_2,21-22]; [Ap_17,1-2].

Adulterio - Dicionario Biblico Adventista

Adulterio (heb. ni'uf , gr. moijéia). Las palabras hebreas y griegas describen específicamente la relación sexual de una persona casada con quien no es su cónyuge legítimo. Bajo la ley levítica tal acto era castigado con la muerte (). Sin embargo, el 7º mandamiento () parece incluir la impureza sexual de cualquier tipo, sea en acto o en pensamiento. Los agregados tradicionales al mandamiento oscurecieron la idea de una pureza moral inmaculada y proveyeron resquicios para modelos de conducta que no eran sinceros ni inocentes. Pero, en su Sermón del Monte, Jesús clarificó la intención del mandamiento (, 28, 32). El término 'adulterio' se usa frecuentemente en forma figurada. Como la fidelidad marital simboliza la lealtad indivisa al Creador, el adulterio es el símbolo de la violación del pacto con Dios, ya sea por idolatría o por otras formas de apostasía (, 9; ; ; ; ).

Adulterio - Diccionario Perspicacia

Por lo general, en la Biblia la palabra adulterio se refiere a la relación sexual voluntaria entre una persona casada y otra del sexo opuesto que no es su cónyuge, o, bajo la ley mosaica, a tal relación entre un hombre y una mujer ya casada o comprometida. La raíz hebrea que significa “cometer adulterio” es na´áf, mientras que su correspondencia griega es moi·kjéu·o. (Eze 16:32, nota; Mt 5:32, nota.)

Ciertas sociedades primitivas permiten relaciones libres dentro de la misma tribu, pero a la promiscuidad sexual fuera de los límites de la tribu se la considera adulterio. La obra Funk & Wagnalls Standard Dictionary of Folklore, Mythology and Legend (1949, vol. 1, pág. 15) dice sobre la historia del adulterio: “Se da en todas las partes del mundo, y aunque muchas culturas lo han considerado reprensible, ha disfrutado de considerable popularidad en todas las culturas y en todos los tiempos”. Las inscripciones dan crédito de lo extendido que estaba en el antiguo Egipto; una egipcia, la esposa de Potifar, le propuso a José que tuviera relaciones con ella. (Gé 39:7, 10.) Tanto en el pasado como en el presente, por lo general ha estado prohibido, aunque no siempre se ha castigado.

La ley de Jehová distinguía a Israel y elevaba la condición moral del matrimonio y de la vida de familia a un nivel mucho más alto que el de las naciones circundantes. El séptimo mandamiento del Decálogo declaraba en lenguaje directo e inconfundible: “No debes cometer adulterio”. (Éx 20:14; Dt 5:18; Lu 18:20.) Estaba prohibida la invasión adúltera del ámbito de una persona casada, así como otras formas de inmoralidad sexual. (Véanse FORNICACIÓN; PROSTITUTA.)

Bajo la ley de Moisés, el adulterio se castigaba con severidad. Ambos recibían la pena de muerte: “En caso de que se halle a un hombre acostado con una mujer poseída por un dueño, ambos entonces tienen que morir juntos”. Esto aplicaba incluso a la mujer que tenía relaciones con un hombre que no fuera aquel con quien estaba debidamente comprometida. (Dt 22:22-24.) Si se sospechaba que una esposa había cometido adulterio, se la debía someter a juicio. (Nú 5:11-31; véase MUSLO.)

Aunque los cristianos no están bajo la ley de Moisés, tampoco deben cometer adulterio. “Porque el código: ‘No debes cometer adulterio’, [...] se resume en esta palabra, a saber: ‘Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo’.” No puede haber hipocresía al respecto. (Ro 13:9; 2:22.) En su enseñanza de los principios divinos, Jesús elevó todavía más el nivel moral para los cristianos. Amplió el concepto de adulterio al decir que no estaba limitado al contacto sexual que un hombre pudiera tener con una mujer que no fuera su cónyuge: “Todo el que sigue mirando a una mujer a fin de tener una pasión por ella ya ha cometido adulterio con ella en su corazón”. Tales hombres se cuentan entre los que “tienen ojos llenos de adulterio”. (Mt 5:27, 28; 2Pe 2:14.)

Jesús también dijo que si un esposo o esposa obtenía un divorcio, a no ser por motivo de fornicación (gr. por·néi·a), el segundo matrimonio de cualquiera de los dos constituiría adulterio. Incluso un hombre soltero que tomara como esposa a una mujer divorciada sería culpable de adulterio. (Mt 5:32; 19:9; Mr 10:11, 12; Lu 16:18; Ro 7:2, 3.)

El adulterio es “realmente pecar contra Dios”. (Gé 39:9.) Jehová juzgará a los adúlteros, y nadie que persista en un proceder semejante ‘heredará el reino de Dios’. (Mal 3:5; 1Co 6:9, 10; Heb 13:4.) ¡Qué veraz es el proverbio: “Cualquiera que comete adulterio con una mujer es falto de corazón; el que lo hace está arruinando su propia alma”! (Pr 6:32-35.)

¿Cómo podría una persona ser culpable de adulterio espiritual?

En sentido espiritual, el término adulterio denota infidelidad a Jehová por parte de aquellos que están en una relación pactada con Él. Por consiguiente, el Israel natural, que estaba bajo el pacto de la Ley, fue culpable de adulterio espiritual debido a sus prácticas religiosas falsas, entre las que se contaban ritos de adoración sexual y otras violaciones del séptimo mandamiento. (Jer 3:8, 9; 5:7, 8; 9:2; 13:27; 23:10; Os 7:4.) Por razones similares, Jesús denunció a la generación de judíos de su día llamándola adúltera. (Mt 12:39; Mr 8:38.) Asimismo, si en la actualidad un cristiano dedicado a Jehová que ha sido introducido en el nuevo pacto se contamina con el sistema de cosas actual, comete adulterio espiritual. (Snt 4:4.)


¿No encuentras lo que buscas? Intenta buscar en toda la página. haz click aquí Toda la página

Contenido Relacionado